La Aduana Argentina,  luego de un proceso de selección,  incorporó trece cachorros Labradores, Golden Retriever y Pastor Alemán, quienes son enviados al Centro de Adiestramiento Canino de la Dirección General de Aduanas para su formación. Se encuentra en proceso el ingreso próximamente de más canes.

Dicho Centro es reconocido por la Organización Mundial de Aduanas (OMA) como uno de sus 18 centros regionales a nivel mundial y el primero de América Latina.

Los canes, luego de un proceso de adiestramiento lúdico, conformarán el Binomio (Guía/Can), centrándose en la detección de Narcóticos y Divisas, en diferentes escenarios operativos aduaneros (Aeropuertos, Puertos, Pasos Fronterizos, Depósitos Fiscales,  Centros Postales, entre otros) como herramienta estratégica en todo el país.

La iniciativa de incorporar canes detectores a las tareas de control de la operatoria aduanera se encuentra alineada dentro del Marco Normativo SAFE de la Organización Mundial de Aduanas.

Esta herramienta de control no intrusivo es de vital importancia, no sólo para la fiscalización del comercio exterior, sino también para prevenir y combatir el contrabando, la lucha contra el narcotráfico y la fuga de divisas, protegiendo, de esta manera el Comercio Nacional e Internacional.