El ministro de Economía, Martín Guzmán, participó este miércoles de la segunda reunión virtual de ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales del G20, donde aseguró que “es crucial identificar mecanismos que permitan una reasignación voluntaria de nuevos Derechos Especiales de Giro (DEG) no utilizados a todos los países en desarrollo, incluidos los países de ingresos medios”.

En este marco, destacó que la declaración conjunta de Argentina y México, recientemente respaldada por Canadá, España y Brasil, que plantea la creación de un fondo de reservas para los países de ingresos medios y apunta a una "recuperación equitativa" en función de los "desafíos para lidiar con la pandemia".

La declaración firmada por Argentina y México

En este sentido, la delcaración conjunta firmada por Guzmán y el ministro mexicano Arturo Herrera, tiene como objeto promover la recuperación económica a través de mecanismos que permitan reasignar los DEG proporcionalmente para beneficiar a países de ingresos bajos y medios. 

Guzmán precisó que “los países de ingresos medios representan a 75% de la población mundial” y que “62% de las personas en situación de pobreza del mundo viven en estos países”. Además, indicó que “el Banco Mundial estima que casi 5 de cada 6 personas que cayeron en la indigencia en 2020 provienen de países de ingresos medios”. “Los países de ingresos medios no deberían quedar al margen de las políticas de asistencia en 2021”, añadió.

 

Fondo Monetario Internacional

Durante su intervención, el Ministro también reiteró que es necesario revisar Política de Límites de Acceso y Recargos de tasa de interés en los programas de préstamos del FMI.

Guzmán afirmó que estas políticas “lo que realmente están haciendo hoy es penalizar a los países que se encuentran en circunstancias más adversas”.

“Como lo expresó el Comunicado del G24 el lunes pasado, los sobrecargos son regresivos y procíclicos. Por lo tanto, esta política debe revisarse y espero que podamos trabajar de manera constructiva durante 2021, pero mientras tanto, también debería tenerse en cuenta la posibilidad de suspender los sobrecargos durante la pandemia”, agregó.

Sobre la deuda con el FMI, Guzmán sostuvo que “aunque ha habido avances en 2020, es necesario hacer más en 2021 para contar con mejores marcos para las reestructuraciones de la deuda soberana”.

En esa línea, la declaración conjunta de la Argentina y México convoca a analizar la posibilidad de crear un fondo específico dentro de las Instituciones Financieras Internacionales, que permita reestructurar de la deuda de los países de ingresos bajos y medios o mejorar sus condiciones de financiamiento.

Los efectos de la pandemia

El Ministro finalizó su participación advirtiendo sobre las asimetrías que se producen entre los países por la pandemia de coronavirus.

Con respecto a la inmunización y la negociación de vacunas contra el Covid en el mundo señaló que “estamos siendo testigos de un acceso desigual" que calificó como "verdaderamente preocupante porque suma asimetrías a las asimetrías existentes”.

“Si no cambiamos este rumbo, lo que vamos a tener después de la pandemia es un mundo más desigual, con más inestabilidad. Resolver la crisis sanitaria es una condición necesaria para asegurar una recuperación económica consistente”, concluyó.