El presidente del Instituto Nacional de Tecnología Industrial ( INTI), Rubén Geneyro, afirmó que la estrategia del organismo es aportarles a las pymes elementos para potenciar la capacidad exportadora. Anunció que trabajan en un proyecto de ley, que está incluido en las negociaciones con el FMI, para fortalecer el INTI.

A continuación, la entrevista completa:

¿Cómo es la actualidad del INTI?

Estamos ya próximos a cumplir el primer año de gestión y realmente ha sido muy intenso y complejo para todos, porque ha sido un año muy particular, pero creo que lo más importante es la recuperación institucional de INTI y ponerlo nuevamente a disposición de la agenda productiva, de la agenda estratégica que fijó el Ministerio de Desarrollo Productivo, del cual somos parte. También es importante la articulación con las políticas que ha definido el ministro Matías Kulfas, y en esa lógica creo que la recuperación institucional tenía que ver con una agenda positiva del INTI.

¿Cómo lo recibieron?

El INTI transitó una etapa bastante compleja en los últimos años, y revertirlo significaba primero recuperar capacidades, porque también se dio un proceso de desinversión, y mejorar el clima laboral, porque también se perdieron muchos puestos de trabajo, no solo por los despidos en su momento, sino por retiros voluntarios y demás. Más de 600 trabajadores perdió el INTI en los últimos años, por lo cual el proceso fue retomar la agenda positiva, recuperar capacidad en la jerarquización de los recursos humanos del INTI, recuperar más de 150 trabajadores y trabajadoras. Y en eso, obviamente, la pandemia nos definió una agenda adicional, distinta, en la cual pudimos hacer un montón de acciones y estamos muy contentos por la capacidad de respuesta que tuvo el Instituto. Ahora trabajando en el proceso de reactivación productiva. La pandemia no ha terminado, pero el nivel de producción es alto y tenemos que estar plenamente pensando en eso.

¿Cómo es el diseño presupuestario para el instituto?

El presupuesto fue uno de los grandes temas de impacto en la institución. En la gestión anterior todo el sistema científico-tecnológico fue muy atacado y el INTI perdió más del 50% del presupuesto real en esos cuatro años. Solo para que tengan una idea, en el año 2019 el presupuesto fue solo 3% más alto que el presupuesto de 2018, y hubo 50% inflación. Eso, para un instituto de estas características, que además tiene infraestructura y equipamiento de alto nivel que requiere mantenimiento y demás, fue muy duro.

¿Y cómo se modifica esa herencia?

Empezamos a revertirla. Ya tuvimos este año una recuperación presupuestaria de casi un 70% en términos nominales. Tenemos ya un impacto positivo para el año próximo con el nuevo presupuesto. Estamos con un proyecto de inversiones, hemos podido realizar algunas en términos bastante estratégicos para el Instituto, a partir de programas que pudimos tomar del propio Ministerio de Desarrollo Productivo, y de otros que nos permitió la agencia de I+D+I. Estamos en un proceso de pensar algún financiamiento externo. Estamos revirtiendo esos años de desinversión, pensando en que hay que poner al Instituto a la altura de los desafíos tecnológicos que tiene el país y, por ende, de nuestra industria y nuestras pymes.

¿Cómo está la Argentina preparada para enfrentar la cuarta revolución industrial?

Este es un proceso que es bastante nuevo. El país, y en realidad también se extiende a buena parte de la región, tiene un enorme desafío. Siempre mencionamos un estudio que se hizo el año pasado por parte del BID y la Unión Industrial Argentina sobre cómo estaba la industria manufacturera argentina posicionada frente a este paradigma, y te da un panorama de un 5% o 6% de las empresas que realmente están en esa cima del paradigma 4.0; un 45% que lo ve y empieza a tomar iniciativas en este contexto para mejorar su línea de producción, para incorporar cuestiones específicas de la inteligencia artificial e internet de las cosas para volcarlo al sistema productivo, entre otros. Y tenemos un 50% que está muy lejano de ese paradigma.

¿Y cómo es el escenario regional?

Lo que sucede en Argentina también se refleja en números muy parecidos a lo que está pasando en México o a lo que pasa en Brasil. Esto nos implica la necesidad de volcar rápidamente recursos y políticas públicas para incentivar la transformación digital de nuestras empresas, para empezar a abordarlo con la diferenciación de acuerdo a las realidades que tienen las empresas. Es un proceso que tiene muy en claro buena parte de la dirigencia, ya que las cámaras empresarias han tomado este desafío como un tema de agenda. Pero hay que hacer el equilibrio, ya que vamos saliendo de una situación muy compleja de pandemia, que implicó un impacto en la producción, y en eso hay que empezar a poner esa agenda de desafíos estratégicos. La cuarta revolución industrial es uno de los ejes de trabajo fuerte que tenemos que enfrentar ya en este contexto.

¿Cómo está trabajando el INTI en la unión con las pymes?

El gran objetivo es llenar al INTI de pymes, y ha sido un eje central de primer año de gestión porque lo vemos como absolutamente estratégico para adelante. Hablamos de complementar capacidades y para nosotros la articulación con los distintos actores es clave. Venimos haciendo un trabajo muy bueno con distintos organismos del sistema científico-tecnológico, como puede ser el INTA, con quien tenemos una agenda enorme de articulación y trabajo conjunto. Lo estamos haciendo con las universidades, hemos firmado un convenio con el Consejo Interuniversitario y también con la Secretaría de Políticas Universitarias para trabajar acciones conjuntas.

¿Es federal ese trabajo?

Estamos teniendo la agenda federal muy activa, con la particularidad de que el INTI tiene 46 centros tecnológicos en todo el país y estamos presente en todas las provincias. En esta agenda que venimos haciendo en los últimos meses de manera virtual, nos reunimos todos los actores. Hacemos cabeza en el área de Producción en general, el Ministerio de Producción de cada provincia, y en estas mesas proponemos juntarnos todos, y viene el CONICET, el INTA, las universidades, las cámaras empresaria. Y ahí definimos nuestra mirada estratégica para acompañar conjuntamente. Estamos armando una suerte de esquema de ventanilla INTI para acercarlo mucho más las empresas a través de los municipios, sobre todo acá en el conurbano, que a veces parece que estamos muy cerca por tener nuestro parque tecnológico en San Martín, pero no es fácil y no es tan permeable llegar a una institución tan grande.

¿Cómo logran esa inserción?

Tenemos que trabajar absolutamente articulados y aprovechar las capacidades que tenemos en los distintos espacios del entramado productivo y el sistema científico-tecnológico, y hacer agenda conjunta. En el marco de la pandemia hacer articulación y obtener resultados rápidos ha sido una clave estratégica para ir afrontando el Covid y la situación particular. Creo que es una enseñanza para adelante, para seguir haciéndolo, poniéndonos objetivos específicos.

¿Cómo se incentiva a las industrias para invertir en I+D en medio de la crisis?

En general, el empresario pyme promedio argentino tiene una gran capacidad de adaptación y de búsqueda de alternativas; busca siempre la posibilidad de invertir. El 75% lo hace con recursos propios y no aprovecha políticas públicas. El desafío es que las empresas aprovechen los programas. Se está haciendo mucho desde los gobiernos provinciales, desde nuestro Ministerio, para incentivar a que las empresas tomen esta línea. Por ejemplo, se ha restablecido el programa de Apoyo a la Competitividad, un histórico PAC, como lo conocen muchos industriales, y ese es un elemento muy interesante para que la empresa, sea con el INTI o una universidad o con otro organismo o con un consultor privado, pueda hacer asistencia técnica para desarrollos y que buena parte de su experiencia técnica sea cubierta por el PAC por un aporte no reembolsable. Estas son las dinámicas que debemos restablecer y debemos trabajar mucho para que, más allá de incentivar a las empresas en esta línea, tengan elementos promocionales para poder aprovechar.

Está el Estado, las empresas, ¿quién falta en esa mesa?

Estamos planteando la situación al sistema financiero. Tuvimos hace poco una conversación con las autoridades del FOGAR, en el marco de los 25 años del Fondo; estamos firmando un convenio con el Banco Credicoop para que vean como gastos elegibles en su financiamiento a las asistencias técnicas que nosotros podamos brindar. Son distintas formas de incentivar para que la empresa pyme pueda hacer un proceso, un destino de desarrollo, una inversión que tenga como vista una exportación. Este es un mecanismo en el vamos a tener que centrarnos particularmente en el año próximo, que queremos que sea de reactivación y con esta mirada estratégica.

¿La actualización tecnológica es parte de la agenda que se planteó con el FMI?

Sí, claramente. Nosotros tenemos una propuesta de un nuevo proyecto de ley para el INTI, que ya está en manos de Kulfas y que el propio ministro lo ha puesto en la agenda cuando se conversó con el Fondo Monetario Internacional como parte de la mirada estratégica que todo el Ministerio tiene en desarrollar nuevas tecnologías, en apuntalar a la producción. Por lo cual, tenemos la suerte de que ya hemos entrado en esta discusión en la mesa con el FMI. Eso es importante porque es una clara demostración de qué mirada tiene el Gobierno sobre la producción, sobre seguir incorporando valor, sobre la importancia de que esto sea una sumatoria de empresas pymes y también de grandes empresas con mayor presencia exportadora.

Volviendo al tema financiamiento, ¿alcanza?

El financiamiento es absolutamente clave para incentivar estos procesos, para que sean más rápidos. Si el 75% de las inversiones requieren que sean con fondos propios de nuestras empresas, quiere decir que tenemos hoy un gran desfasaje con el nivel internacional, por lo cual tenemos que incentivar que utilicen esos mecanismos. Por eso, el Ministerio ha sacado varias líneas para apuntalar la reactivación productiva, se han vuelto a tener tasas razonables para los para los programas de inversión y de capital de trabajo. Creo que es una línea que claramente te va a mantener.

¿Y todos los bancos acompañan?

Conocemos cómo lo piensa nuestro ministro, pero también cómo lo piensan los referentes de los grandes bancos nacionales y también provinciales. Creo que es una línea que se vaya consolidando, como fue en otro momento el programa que se le planteó a los bancos para la reactivación productiva, que le imponía un porcentaje de los de los depósitos que debían poner en el financiamiento pyme. Una agenda de muchas líneas de financiamiento para el sector productivo argentino, para que gane en tecnología, en procesos de innovación y que vayamos a este gran objetivo de todos, que es un entramado productivo mucho más exportador con valor agregado. Sabemos que es un contexto complejo, pero esa agenda es clave.

¿Están trabajando en el respaldo tecnológico para la producción de cannabis medicinal?

Sí, es uno de los aportes que también haremos en el marco de las nuevas normas que han surgido. El INTI va a tener una participación. Nosotros ya hemos tenido experiencia desde distintos sectores del Instituto que han trabajado sobre cannabis medicinal, que pueden aportar en este proceso. Va a ser también un esquema de complementación de capacidades con otros actores que están siendo muy activos en este contexto. La semana pasada nos invitaban en la provincia de Jujuy para un nuevo laboratorio que se disponía para este tema. Hay un grupo de profesionales conocedores en la materia en el INTI y en eso ya nos hemos puesto a disposición y trabajamos conjuntamente con nuestro Ministerio para aportar en esta agenda. Es uno de los temas que indudablemente habrá que poner todas las capacidades a disposición.

Más notas de

Ariel Maciel

Corte de rutas: campo e industria hablan de "interrupción" en el abastecimiento

Corte de rutas: campo e industria hablan de "interrupción" en el abastecimiento

Autos y acero, los sectores más afectados por los cortes de ruta

Autos y acero, los sectores más afectados por los cortes de ruta

“La previsibilidad es clave para la inversión”

Miguel Zonnaras preside la empresa que fundó su abuelo Miguel Georgalos

Trabajo: Creció la demanda en la industria

Las expectativas continúa en terreno positivo por segundo mes consecutivo

Coronavirus: preocupa el alto porcentaje de personal licenciado en las fábricas

Los metalúrgicos firmaron la prórroga del acuerdo de rebaja salarial por suspensiones

Con actividad estable, preocupa la falta de insumos en la industria

Con actividad estable, preocupa la falta de insumos en la industria

Guzmán se ajusta el traje de superministro

Martín Guzmán suma poder

IFE y ATP: la pandemia puso en juego la acción del Estado para salvar empresas y sostener consumo

La pandemia puso al límite a las empresas sobrevivientes a Cambiemos

Industriales bonaerenses reeligieron a Rappallini en la Uipba

Industriales bonaerenses reeligieron a Rappallini en la Uipba

Compre Argentino: El Gobierno buscará tener para marzo una ampliación de la ley

El Gobierno avanza en una nueva ley de Compre Argentino