El Gobierno reglamentó este jueves la modificación del piso para el pago de Ganancias de la cuarta categoría, que pasará de $150.000 a $175.000 mensuales brutos, de manera de mantener en un 10% el porcentaje de trabajadores alcanzados por el tributo y evitar que las últimas actualizaciones sean absorbidas por el gravamen. El Ejecutivo busca defenderse de las críticas "por izquierda" y plantea que con la aplicación de la deducción especial y no por la suba del Mínimo No Imponible (MNI), se mantiene la progresividad, con un costo fiscal menor.

Esto es porque los empleados cuya remuneración se ubique por encima de ese valor mantendrán el mismo nivel de carga fiscal sobre sus ingresos, cosa que no ocurriría en caso de que se opte por un alza del MNI, una opción que, reconocen, sería la más "prolija". Por el contrario, se optó por un camino más "heterodoxo", con la creación de este nuevo concepto, que tiene un impacto menos significativo sobre las arcas estatales.

Fuentes oficiales explicaron que lo que se espera ahora es la próxima actualización en enero, que se realizará de acuerdo al índice de Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), que elabora el Ministerio de Trabajo, tal cual fue estipulado en la reforma llevada adelante por el macrismo.

En el Palacio de Hacienda precisaron que como en ese entonces los sueldos quedaban siempre por debajo de la inflación, lo que terminaba ocurriendo era que "las personas que mantenían su salario en términos reales significaba que pagaban más. Y las que lo mantuvieron igual que el salario promedio tenían una pérdida en términos reales, pero seguían pagando lo mismo" en concepto de Ganancias.

"Como hubo más personas que empezaron a pagar y por ende, aumentó la carga tributaria, se lanzó esta medida. Hacia el futuro creemos que el salario le ganará a la inflación", diferenciaron funcionarios de esa cartera en relación a lo ocurrido en los años previos.

Cambio de gabinete y medidas

En definitiva, tras la contundente derrota en las PASO, la administración de Alberto Fernández apuró los cambios en el Gabinete y anuncios para los dos extremos de la pirámide de asalariados: alza del mínimo vital y móvil para la base e incremento en el piso de Ganancias para la punta.

El decreto por el cual se estableció el nuevo esquema lleva las firmas del titular de Hacienda, Martín Guzmán, y del ex jefe de ministros, Santiago Cafiero, como había adelantado BAE Negocios, lo que refleja que la norma ya circulaba desde hace algunos días en los despachos oficiales pero aún restaban las puntadas finales.

"No estamos reduciendo el impuesto. Evitamos que aumente la carga sobre ese conjunto de trabajadores. Una cosa es reducir el tributo y otra, evitar que aumente", argumentan en el oficialismo respecto a las críticas por haber cambiado el piso de un gravamen que se considera progresivo por naturaleza, y a un monto que está varias veces por encima del SMVM.

"Es una actualización en función de los aumentos nominales que acompañan a la inflación", plantean en el equipo económico.

En esa línea, durante la jornada también se publicó el decreto 621/2021 que busca incentivar el ahorro en pesos, al eximir de Ganancias y Bienes Personales a diversos instrumentos financieros.

Extienden beneficios para FCIs

Junto al decreto de Ganancias a la cuarta categoría, el Gobierno sumó mediante otra norma la eximición de Ganancias y de Bienes Personales a los depósitos con cláusulas de ajuste e instrumentos financieros destinados a fomentar la inversión productiva en el primer caso, y para la tenencia de cuotapartes en fondos comunes de inversión y fideicomisos financieros (cuyos activos estén exentos), obligaciones negociables y otros instrumentos destinados a la inversión productiva y en infraestructura denominados en pesos, en el segundo.

Las personas humanas mantienen $186.043 millones en FCIs. En lo que va del año, el patrimonio aumentó un +72,1%, unos $77.959 millones.

En cuanto a la cantidad de cuentas de Personas Humanas invirtiendo en Fondos, la
misma fue de 452.449 a fines de julio, registrando un ascenso de 78.890 nuevas cuentas respecto a diciembre del 2020.

Sobre este universo reciente se concentrarán los beneficios del decreto 621/2021.

Más notas de

Ignacio Ostera

Con una batería de siete títulos, Economía sale a renovar deuda

El equipo de Guzmán ofrecerá por segunda vez una Lelite

Preocupa al gobierno y bancos privados la falta de demanda de créditos

Pesos: bancos ofrecen líneas, pero no las toman

Fletes empujan los costos para importar, pero la balanza se mantiene en positivo

El intercambio comercial dejó un saldo de 1.667 millones de dólares

El Gobierno busca convencer al FMI de su plan de crecimiento de exportaciones

La entidad pide reducir el déficit y su financiamiento monetario

La participación asalariada en el PBI cayó 10 puntos en un año

El empleo subió de la mano del sector informal

Cumbre UIA-BCRA, en medio de la tensión por importaciones

La autoridad monetaria, abierta a retocar las reglamentaciones

Roberto Feletti recibe a las alimenticias para cerrar el acuerdo por el congelamiento

El funcionario busca una ampliación de los Precios Cuidados

Licitación: La demanda por bonos CER empañó el debut de las "Lelites"

Funcionarios de Hacienda siguieron la operación desde Washington

El G20 volvió a apoyar el reclamo para que el FMI reduzca las tasas

Guzmán se vio hoy con el ministro de Finanzas alemán, Olaf Scholz

En la previa a la cumbre con Guzmán, se despeja el camino de Georgieva en el FMI

Hoy fue el primer encuentro técnico con los funcionarios del organismo