Referentes sindicales que participan de la organización del Primer Congreso Industrial del Consenso Nacional de la Producción y el Trabajo destacaron la importancia de la unidad entre trabajadores, empresarios, cooperativistas y organizaciones sociales para “engrandecer a la industria nacional”. Y afirmaron que la preparación del encuentro demostró que la "única herramienta para superar la crisis en una gran mesa de debate nacional".

El secretario general de la Federación Gráfica Bonaerense y dirigente de la Corriente Federal de los Trabajadores, Héctor Amichetti, refrendó su “compromiso total y absoluto”, con el Primer Congreso de la industria, al sostener que se trata de “un espacio que busca generar los mayores consensos posibles entre los sectores del trabajo y de la producción”.

“Estamos absolutamente convencidos de que la unidad de quienes hacen posible que la producción crezca y se desarrolle es la potencialidad más grande que tenemos como para poder engrandecer la industria nacional”, afirmó Amichetti, quien destacó además que “las mesas que se han formado tienen una variedad de debates que abarcan todos los intereses de los que queremos este desarrollo”.

El referente gráfico puso énfasis en la importancia de debatir sobre “la sustitución de importaciones, la innovación tecnológica, la legislación laboral, la capacitación de los trabajadores”, entre otros temas, y sostuvo que el gran objetivo es “que la industria nacional sea vista como el pilar del desarrollo económico y social en nuestra Patria”.

“Es un país que tiene enormes riquezas, que tiene una superficie extraordinaria, con unas tierras inmensamente fértiles, que tiene una capacidad de emprendimiento por parte de los empresarios y una profesionalidad por parte del pueblo trabajador que es incomparable. El gran desafío es que esa bendición que nos ha dado Dios de tener estos territorios, esta plataforma oceánica repleta de riquezas, sepamos nosotros unir a las fuerzas nacionales para que realmente se convierta en el potencial que necesita la Nación para alcanzar su grandeza”, aseveró.

Amichetti dijo que el congreso, que se desarrollará de forma semipresencial entre el 17 y 19 de noviembre próximo, “tiene el espíritu de unir fuerza con los sectores nacionales con un profundo amor por el país y convencimiento de que no hay Nación que puede lograr su desarrollo si no defiende su industria”.

“Unidos, trabajadores, empresarios, cooperativistas, pequeños y medianos productores agropecuarios constituimos esa gran mayoría que está absolutamente convencida de que estamos en el camino correcto. Uniéndonos tendremos la fuerza necesaria para poner toda esta creatividad, y hacer posible la grandeza de la Nación y lograr que el pueblo sea definitivamente feliz”, refrendó.

Por su parte, el integrante de la mesa de conducción del Sindicato de Mecánicos SMATA y coordinador de la mesa de industria automotriz, Javier Ditto, puso de relieve la importancia del sector automotriz en el desarrollo al señalar que Argentina “es uno de los pocos países en donde existen fábricas terminales en que se producen vehículos”, y se trata de una industria que genera “mucha mano de obra”.

“Tenemos 12 fábricas terminales, más de 1300 autopartistas, más de 1.000 concesionarios, más de 25.000 talleres de reparación. Todo esto genera empleo a 650.000 personas en forma directa e indirecta. Representamos el 8% del PBI industrial y llegamos a estar en el 2011 entre los 20 países que más produjeron autos en el mundo. Entre los que fabricamos pick-up estamos en el sexto lugar actualmente”, enfatizó.

Ditto sostuvo que la posibilidad de debatir en las mesas del Primer Congreso Industrial permitirá exponer y solidificar las bases para seguir “teniendo industria automotriz y fábricas terminales que estén basadas en un autopartismo nacional”. Y recordó que “hoy el contenido nacional de los vehículos es bastante pobre porque se viene de cuatro años muy complicados, donde se abrieron mucho las importaciones”. “Por eso es muy importante elevar el contenido nacional de los vehículos que se ensamblan en el país”, aseveró.

En la actualidad existe un parque automotor de 14 millones de vehículos, con la presencia de un vehículo cada tres habitantes, cuando el promedio de la región es uno cada siete habitantes. “Esos autos necesitan de repuestos y es muy importante que trabajemos en cubrir ese mercado de reposición con pymes locales ya que eso generaría mucho empleo, nos ahorraría muchas divisas que se van al exterior porque es un mercado que en la actualidad está manejado por los chinos, básicamente”, sostuvo.

Por eso Ditto sostuvo: “Celebramos desde SMATA la iniciativa de este Congreso, y vamos a trabajar para desarrollar todo lo que podamos la industria nacional y por sobre todo la pyme que es la que más genera empleo”.

En tanto, el secretario general de la CGT regional Quilmes, Florencio Varela y Berazategui, Andrés Nikitiuk, dijo que camino al primer congreso desde el movimiento obrero entienden que “es muy relevante la participación en las mesas y los debates que se originan en ese ámbito”, al sostener que la crisis desatada por la pandemia “dejará secuelas muy importantes”. “No podemos dejar de lado el desarrollo con inclusión que estamos apostando con todos los argentinos”, afirmó.

El referente regional de la CGT del sur del conurbano bonaerense antepuso “la idea de la unidad, como única herramienta válida en la Argentina”. “Empresarios industriales, comerciantes, trabajadores, políticos debemos aunar el esfuerzo en una gran mesa de debate nacional, y a partir de encontrar el camino que nos lleva a reconstruir esta Argentina que lamentablemente hoy está pasando una situación muy dramática en lo laboral, en lo económico, en lo social y en lo sanitario”, remarcó.

Y enfatizó: “Nuestra propuesta pasa por ver cómo podemos capacitar a nuestros trabajadores. Es cierto que la producción nacional requiere de mano de obra calificada ya que hay empresas que han invertido en tecnología. No menos cierto es que la inversión que tienen que hacer los empresarios a través de la capacitación también tiene que ver con que el trabajador deje de ser un número para pasar a ser una persona pensante”.

Nikitiuk se mostró “convencido” de que es necesario “nutrir de conocimiento a los trabajadores, y esa acción tiene que partir del esfuerzo mutuo”, y para ese motivo llamó a “motorizar el trabajo” al destacar la importancia de “incluir a las organizaciones sociales, que son compañeros que se han quedado sin trabajo”.

Más notas de

Ariel Maciel

El Gobierno busca dar certidumbre al plan productivo con el Acuerdo Económico y Social

El Gobierno puso en marcha el Acuerdo Económico y Social

Lozano: "En la presión del dólar hay un componente desestabilizador"

Lozano: "El problema no es el dólar ahorro, sino los pagos de la deuda"

Las siete claves del plan económico del establishment

Las siete claves del plan económico del establishment

Empresarios piden reglas claras y menos intervencionismo

Empresarios piden reglas claras y menos intervencionismo

Los comentarios de los ejecutivos respaldaron a Lacunza y criticaron a Guzmán

Los comentarios de los ejecutivos respaldaron a Lacunza y criticaron a Guzmán

Lacunza y Redrado criticaron el plan económico y alertaron por una crisis de mercado

Lacunza y Redrado alertan por una crisis de mercado

IDEA: "la falta de un plan global potenció la incertidumbre"

IDEA: "la falta de un plan global potenció la incertidumbre"

La pobreza reinstaló el debate por el impuesto a las fortunas

La pobreza reinstaló el debate por el impuesto a las fortunas

Las empresas de IDEA ven incertidumbre con el dólar, las tasas y el riesgo país

IDEA: empresas ven incertidumbre con dólar, tasas y riesgo país

Clima de tensión empresaria ante el discurso presidencial: "agrandó la grieta"

Clima de tensión empresaria ante el discurso presidencial