El ministro de Economía, Martín Guzmán, volvió a destacar el plan de contención que desplegaron desde el Gobierno por la pandemia de coronavirus, y enfatizó en que la prioridad "continua siendo proteger el trabajo, la producción y a la gente".

"Hay que respetar las restricciones, tuvimos que subir el gasto por el coronavirus pero el ojo en el déficit fiscal lo ponemos", advirtió Guzmán en una entrevista con TN. 

El jefe de la cartera económia indicó que "este es un momento muy difícil en la Argentina y el mundo", aunque subrayó que el país "ya estaba viviendo momentos difíciles y a eso se le sumó la pandemia".

"Claramente el problema hoy no es la hiperinflación. Obviamente que hay un problema inflacionario que hemos estado trabajando en resolver pero hoy la prioridad es proteger el trabajo, la producción y a la gente. Es un momento muy duro, es un momento en el cual hay que pedirle a la gente paciencia porque hay que minimizar la circulación", instó el funcionario. 

Al hacer un repaso por las medidas implementadas durante los meses del aislamiento social y congelamiento de actividades, Guzmán destacó que "el Presidente, tiene muy claro hacia dónde va la economía argentina", y que "hoy el plan es administrar la emergencia".

"Estamos en una situación de doble crisis. Por un lado solucionar la deuda insostenible que es tóxica para la economía y por otro lado, en lidiar con el coronavirus. Cuando se expande el virus eso afecta la economía. Hoy el plan es administrar la emergencia. Al mismo tiempo se está trabajando en el presupuesto para 2021 para generar trabajo y crecimiento de la productividad y generar estabilidad", adelantó el ministro. 

Economía pospandemia

En relación al plan de reactivación tras el paso del coronavirus, Martín Guzmán adelantó que ya se encuentran trabajando en "tranquilizar a la economía argentina", aunque "la pandemia lo hace más difícil".


Además, el funcionario señaló que por el momento "no habrá ajuste de tarifas" porque "tiene que haber un equilibrio con precios razonables para la producción".

Respecto de la negociación de la deuda, Guzmán señaló que "en dos años y medio se rifó el crédito internacional, la Argentina se endeudaba al 7 por ciento, cuando en el mundo las tasas estaban cercanas a cero y eso no podía seguir".

"Lo que queremos es tener una solución que no sea confrontativa. Hemos hecho un esfuerzo muy importante para resolver una situación de default y demostrar la gran voluntad que tiene nuestro gobierno en resolver el problema. Ahora la pelota está del lado de los acreedores".

Guzmán subrayó también: "Hemos llegado al límite de lo que la economía argentina puede pagar. Es muy importante resolver la situación de deuda insostenible. No es que luego de esto vamos a endeudarnos. Hay que ser prudente. hay que endeudarse para aumentar la capacidad productiva".