En medio de la crisis disparada por el coronavirus, el ministro de Economía, Martín Guzmán, encara la última semana de conversaciones virtuales con los bonistas antes del lanzamiento de la oferta de canje para USD68.842 millones en títulos bajo jurisdicción extranjera que el Gobierno busca reestructurar. En busca de un acuerdo que el Ejecutivo considere sostenible en el tiempo, pondrá sobre la mesa una propuesta marcada por una fuerte quita de valor presente. Lo hará también en el marco del reperfilamiento compulsivo de los vencimientos de capital e intereses de los bonos en dólares bajo ley local hasta el 31 de diciembre que se publicará en el Boletín Oficial.

Aunque, en una entrevista con El Cohete a la Luna, el presidente Alberto Fernández dijera este domingo que la negociación pasó a un "segundo o tercer plano" con la coronacrisis, la resolución del endeudamiento que legó Cambiemos entró en la recta final.

El eje central de la propuesta para los acreedores de la deuda externa pasará por una considerable rebaja de los cupones para aliviar el peso de los intereses en el presupuesto de los próximos años y destinar mayores recursos a una reactivación de los intereses, junto a un amplio período de gracia que rondaría los cuatro años, en los cuales el país no les pagaría a sus acreedores. Además, podrían sumarse una quita de capital para acotar el ratio deuda/PBI e incentivos para que los bonistas acuerden, como la vuelta de los cupones atados al crecimiento del producto.

Si bien los detalles de la oferta son manejados en Economía con sumo hermetismo, Guzmán planteó la semana pasada, en un encuentro con la prensa del que participó BAE Negocios, que sus trazos finales terminarán de definirse en el intercambio con los bonistas y avisó que los mismos estarán en línea con la último análisis del FMI, que sugería un alivio de la deuda de hasta USD85.000 millones.

En las conversaciones prestará atención al exit yield de referencia (la tasa a la que cotizarían los bonos que se emitan con el canje), ya que le permitirá ver cuánto le costará al país volver a acceder a los mercados. Bajo la óptica, cuanto más alto sea el exit yield se precisará una mayor quita y un lapso de gracia más largo. Según Delphos, el supuesto que maneja el Gobierno está 500 puntos básicos por debajo de las condiciones del mercado luego del shock global por el Covid-19. Así, cabría esperar un duro pedido de quita, que el Grupo SBS estima en hasta el 70%.

De momento, algunos fondos salieron a descartar un acuerdo en estas condiciones. Pero, los bonos en dólares rebotaron la semana pasada 12% en promedio y sus paridades se acercaron al 30%. Fue en respuesta a los lineamientos presentados por Guzmán y a la cancelación de intereses del Par, que mostraron que la intención es acordar.

Con todo, la semana comienza también con una noticia inesperada: la postergación vía DNU del pago de acá al 31 de diciembre de unos USD8.200 millones en capital e intereses de deuda en moneda extranjera pero emitida bajo ley local, que incluye un conjunto de bonos, entre los que se destacan los Bonar 2020 y 2024 que tienen vencimientos pendientes este año por cerca de USD5.000 millones.

Esta decisión, que se publicará en las próximas horas en el Boletín Oficial, llega luego de que el Ejecutivo emitiera sobre el final de la semana pasada el aviso de pago de los intereses del Bonar 2020 previstos para este abril.

La novedad, con la que el Gobierno busca cuidar las pocas reservas que quedan en las arcas del Banco Central, implica que mientras dure las negociaciones con los grandes fondos de inversión podría continuar el pago de los cupones de los títulos con jurisdicción extranjera pero no así los emitidos bajo ley argentina. En el mercado ya hablan de un "default técnico".

La semana pasada Guzmán señaló que la estrategia oficial era resolver primero el acuerdo de reestructuración de la deuda externa, que no puede ser modificada de forma unilateral, y luego darle un tratamiento similar a la deuda local.

Más notas de

Juan Strasnoy Peyre

El BCRA cierra marzo con récord de compra de dólares en 16 meses aunque sin acumular reservas

A falta de una rueda, el Central compró más de 1.500 millones de dólares en marzo

Con crédito de bancos multilaterales y fondeo neto en pesos, Guzmán recorta la meta de asistencia monetaria

Martín Guzmán junto al director gerente de Operaciones del Banco Mundial, Axel van Trotsenburg

Bonistas vs Kicillof: se tensa la negociación y un grupo de acreedores demanda a la provincia en Nueva York

Se complica la reestructuración de la deuda provincial encarada por kicillof

Por canje de deuda, ajuste del gasto Covid y más recaudación, el déficit de febrero fue el menor en seis años

Guzmán busca dar señales de fiscalismo en plena negociación con el FMI

Guzmán reúne hoy a fondos de inversión en Nueva York antes de la cita en Washington con el FMI

Guzmán durante una visita a Estados Unidos previa a la pandemia

El BCRA avanza en investigación contra el BICE y cita a ex funcionario macrista para que aparezca

El ex ministro de Producción quedó en la mirá de la autoridad monetaria

Deuda: Economía inicia las colocaciones de marzo y busca ampliar el fondeo en el mercado

Guzmán busca ampliar el fondeo en el mercado para acotar la asistencia del BCRA al Tesoro

El BCRA financió por primera vez en 2021 al Tesoro y Guzmán mantiene su meta de emisión

El Banco Central le giró 70.000 millones al Tesoro

Economía cierra el primer bimestre sin pedirle pesos al Central y reduce las necesidades de emisión para 2021

El Banco Central no le envío fondos al Tesoro durante el primer bimestre

El FMI prepara un informe "autocrítico" del préstamo a Macri y Guzmán busca apoyos para el acuerdo

Martín Guzmán junto a la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva