El ministro de Economía, Martín Guzmán, participa en Venecia de la primera jornada de la cumbre de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales del G20 y se reunirá con directivos del FMI para seguir las conversaciones sobre el nuevo programa de financiamiento de la deuda por USD44.000 millones contraída en 2018. Además, Guzmán se reunirá con sus pares de México, Alemania, Japón y Rusia.

En el encuentro del G20, el ministro propondrá que el impuesto que se les cobre a las multinacionales se ubique dentro de un rango de entre 21% y 25%, por encima del 15% impulsado por el G7, y retomará la necesidad de reducir la sobretasa que cobra el FMI en los programas de refinanciamiento de deuda.

Durante su primera jornada en Venecia, Guzmán dialogó con su par de Corea del Sur, Hong Nam-Ki, sobre la asignación de los Derechos Especiales de Giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional ( FMI) y los sobrecargos que el organismo les aplica a sus créditos.

La delegación argentina que se encuentra en Italia también esta conformada por el subsecretario de Financiamiento, Ramiro Tosi; la titular de la Unidad de Asuntos Internacionales del Ministerio de Economía, Maia Colodenco; y el representante argentino ante el FMI, Sergio Chodos, entre otros.

Guzmán tiene previsto desarrollar una intensa agenda de actividad que incluye reuniones bilaterales con el secretario de Hacienda y Crédito Público de México, Arturo Herrera Gutiérrez; y con el ministro de Finanzas de Alemania, Olaf Scholz, y el secretario de Estado germano, Wolfgang Schmidt. 

Reunión con el FMI

Guzmán, se entrevistará con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, durante la cumbre de ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales del Grupo de los Veinte (G20). "Habrá reunión", comentaron desde el Palacio de Hacienda a la agencia Sputnik.

El ministro de Economía pide revisar al FMI la política de sobrecargos respecto a la deuda contraída entre 2018 y 2019 por valor de 44.000 millones de dólares. Estos sobrecargos que conllevan para el país un gravamen adicional de 900 millones de dólares al año y aumentarán más todavía hasta alcanzar los 1.000 millones de dólares anuales.

El titular del Palacio de Hacienda buscará apoyos para intentar aliviar el peso de estos sobrecargos, aunque desde el Ministerio de Economía sugirieron que ya hay "fuertes respaldos".

El Ministerio de Economía también pide revisar los Derechos Especiales de Giro (DEGs), una divisa creada por el FMI, a fin de que los que no se utilicen puedan ser reasignados a los que los precisan de manera que se abarque así a los países de ingresos medios.