El ministro de Economía, Martín Guzmán, puso una fecha límite para que los acreedores extranjeros acepten o rechacen la oferta que el Gobierno hizo en torno a la renegociación de la deuda: tendrán tiempo hasta el 8 de mayo a las 17, horario de Nueva York.

Así se dispuso luego de que el gobierno argentino complete este miércoles la oferta a los tenedores de bonos soberanos bajo ley extranjera ante la Comisión de Valores de los Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés).

"La invitación (a aceptar la propuesta) caducará a las 5:00 pm (hora de la ciudad de Nueva York) el 8 de mayo de 2020", indica el texto ampliado que presentó anrte la SEC la administración del presidente Alberto Fernández.

El Gobierno oficializó este miércoles la oferta presentada a los bonistas privados, que contempla una quita del 62% sobre los intereses y de 5,4% sobre el capital para comenzar a pagar en 2023. La presentación se llevó a cabo mediante el Decreto 391/20, publicado hoy en el Boletín Oficial.

Guzmán reconoció ayer que el rechazo de los bonistas a la oferta de canje de deuda que presentó el Gobierno "era esperable", pero advirtió: "Más no se puede ofrecer y no lo vamos a hacer".

Las negociaciones comenzaron así un tanto trabadas dado que ni el Gobierno argentino ni los grupos de bonistas parecen estas dispuestos a ceder, aunque aún restan 16 días para que finalice el plazo previsto para tomar una decisión al respecto.

Argentina plantea un canje de 66.238 millones de dólares, con una quita de 37.900 millones de la misma moneda en intereses y de 3.600 millones del capital.

El Gobierno plantea una estructura de bonos amortizables con tasas de interés escalonadas nunca mayores al 5%, quitas de capital que van entre 12% y 18% para los papeles de más corto plazo según la moneda, un esquema de "opcionalidades" para elegir los nuevos bonos y diluir el poder de los bonistas y vencimientos hasta 2047.