La mejora de las condiciones de los cultivos de gruesa elevaron las proyecciones de cosecha, situación que podría generar un ingreso adicional de divisas por USD10.000 millones, en comparación con 2020, de acuerdo con un relevamientos privado. Este dato va en sintonía con las últimas estimaciones de entidades, como la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), que anunciaron un incremento de 4,5 millones de toneladas entre soja y maíz. A esta situación se suma el escenario favorable en los precios internacionales de los commodities, con una oleaginosa que superó los USD500 por tonelada.

"La campaña agrícola avanza con muy buenas noticias para la economía argentina", aseguró el economista de la Fundación Mediterránea, Juan Manuel Garzón. El especialista reforzó un concepto, que es el inicio favorable en materia de precios internacionales, con valores que se ubican en los registros más altos de los últimos siete años; pero también advirtió sobre factores que podrían presionar a la baja, como la mejora del clima en América del Sur.

Con esta premisa como base, Garzón elaboró distintos escenarios posibles de precios, tanto para granos como para subproductos. Según sus cálculos, los envíos al exterior en estos rubros serían por USD33.900 millones en 2021, un 34% más en comparación al año pasado, que traducido a dólares representa una suba interanual de 8.600 millones. El escenario más expansivo llega a los USD10.000 millones extra.