En la segunda etapa del aislamiento obligatorio, ahora entendido por el Gobierno como una "cuarentena administrada", se eliminarán más restricciones para el acceso a los bancos: a partir de la semana habrá que seguir sacando turno para poder realizar trámites, pero ya no estará limitado por el último número de DNI. Además, se podrán retirar dólares en efectivo.

"Vamos a habilitar las cajas para que la gente pueda hacer las operaciones en dólares", adelantó el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, luego de que se difundieran versiones sobre un supuesto "nuevo corralito" a raíz de que, por estar cerradas las cajas como medida de seguridad para evitar la propagación del coronavirus, aún no se puede extraer moneda extranjera.

Sobre esta primera semana de reapertura de las entidades bancarias, evaluó que "funcionó bien el sistema, la gente sacó turnos y no hubo aglomeración", por lo que esto "permite desde la semana próxima sacar la limitación de dos números de DNI por día".

La decisión de implementar este sistema de turnos por los últimos números del DNI surgió luego de que, al habilitar por primera vez la posibilidad de ir a retirar al banco los haberes jubilatorios y las asignaciones familiares, se formaran filas de cuadras y durante largas horas sin ningún tipo de organización, lo que generó una aglomeración de personas riesgosa para el contagio. Luego de esto, se abrieron los bancos al público general sólo para realizar trámites, con las cajas cerradas.

En este contexto de habilitación de algunas actividades dentro de la cuarentena, Pesce también anunció que "a partir de la semana próxima van a abrir los lugares de pago como Pago Fácil o Rapipago en sus respectivos locales, porque hasta ahora atendían sólo en aquellos lugares que estaban habilitados para operar como excepción dentro de las limitaciones del aislamiento social, como supermercados o maxikioscos".

Respecto a la fuerte suba que tuvieron las cotizaciones bursátiles ayer, el titular del BCRA descartó que "el proyecto de ley del impuesto a la riqueza haya influido" en estas variaciones porque "fueron fruto de maniobras especulativas". Durante la jornada del miércoles, el dólar Bolsa y el MEP llegaron a superar los $111, y cerraron en torno a los $108.

Pesce minimizó el efecto que puede provocar sobre el dólar la propuesta de restructuración de la deuda: "La Argentina no tiene crédito externo y va a ser muy difícil que retorne el crédito del exterior, con las exportaciones financiamos las importaciones y si se mantienen las restricciones a la formación de activos externos, creemos que habrá dólares suficientes como para abastecer la demanda".

Este jueves, el Gobierno presenta la oferta de canje de deuda en busca de una fuerte quita de valor superior al 50%, con la intención de ganar tiempo para que el país retome el crecimiento económico y acumule reservas.

Finalmente, Pesce descartó la aparición de cuasimonedas porque la Nación va a acordar con las provincias programas fiscales comunes y no va a ser necesaria la creación de ese tipo de instrumentos".