El Indec difundirá esta tarde su Estimador Mensual de la Actividad Económica ( EMAE) de junio, que completará un segundo trimestre para el olvido marcado por la coronacrisis. En el marco de la pandemia de Covid-19 y en un mes que mostró una progresiva flexibilización de cuarentena, la expectativa es que el indicador refleje otra profunda caída interanual aunque también un rebote respecto del nivel de mayo.

Hasta mayo, la actividad económica acumulaba una baja del 13,2% en 2020 y, según las estimaciones privadas, podría cerrar este año con un retroceso en torno del 12%.

Una estimación del Banco Central en base a datos sectoriales del Indec y del consumo eléctrico de Cammesa anticipa un rebote de 7,2% desestacionalizado respecto de mayo, que se agregaría a la mejora del 10% del quinto mes. Esto permitiría recuperar sólo una parte de desplome mensual sin estacionalidad de marzo (10,2%) y abril (17,9%). Así, la actividad habría continuado en junio 13,2% abajo de los niveles prepandemia de febrero.

Así, la previsión del BCRA permite anticipar una caída de la economía inédita en el segundo trimestre del 16,7% contra el primero. De confirmarse, esto significaría un derrumbe menor al del Reino Unido (20,4%) pero superior a los de Italia (12,4%), Francia (13,8%) y Brasil (10,9%), por ejemplo.

Durante junio, la actividad industrial bajó 6,6% en relación a igual mes del año pasado pero rebotó 13,8% desestacionalizado respecto al mes anterior, según datos del Indec. La construcción, en tanto, se hundió 14,8% interanual y recuperó 38,2% contra mayo sin estacionalidad.

En lo que respecta al consumo, el IVA impositivo -una de las principales variables tomadas en cuenta para medir este desempeño- marcó una recaudación de $94.500 millones, apenas un 3% más que en junio del año pasado mientras que la inflación acumuló un avance superior al 40% en el mismo período.

En tanto, el comercio internacional, dejó un superávit de USD1.484 millones, pero con una caída del 8,6% de las exportaciones y del 20% de las importaciones.

Otros informes del día

El instituto que dirige Marco Lavagna también dará a conocer hoy la evolución de los precios de las canastas básicas alimentaria (CBA) y total (CBT) de julio. Respectivamente, estos indicadores trazan la línea de lo que una personas o familia necesita para no ubicarse en la indigencia o en la pobreza.

En junio, la CBT subió 1,7% y una familia tipo de cuatro integrantes necesitó de $43.811 para no ser pobre. La CBA, en tanto, avanzó 0,9% y la línea de indigencia se ubicó en $18.029 para un hogar con dos adultos y dos niños.

Además, el Indec publicará a las 16 su informe sobre maquinaria agrícola del segundo trimestre.