El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, lamentó que haya "cuatro millones de personas que viven hacinados, sin agua y sin servicios" en Argentina, y subrayó que esta situación es más parecida "al siglo XIX que al siglo XXI". En esta línea, el funcionario aseguró que la idea del Gobierno es continuar con la asistencia a los más afectados por la pandemia del coronavirus (Covid-19), pero que todavía no está definido si esta ayuda llegará con una cuarta entrega del Ingreso Familiar de Emergencia ( IFE 4).

"Se pagaron tres IFEs, que llegaron a unas 9 millones de familias en toda la Argentina", recordó Arroyo en diálogo con la TV Pública. En esta línea, agregó: "El compromiso del Presidente y de todo el Gobierno es acompañar a los que la pasan mal, que son muchos, pero sobre todo entre 3 y 4 millones de argentinos que se quedaron sin ingreso en el marco de la pandemia".

"Sobre ese sector hay que trabajar", resaltó, pero, en línea con lo que dijeron todos los funcionarios del Gobierno en los últimos días, sentenció: "No está definido aún cómo continuamos con el IFE".

IFE 4 de Anses: últimas noticias

Consultado sobre si los programas como el bono de $1000 de la Anses deben tener una contraprestación, Arroyo dijo: "Absolutamente, debe ser trabajar y capacitarse en oficios o terminar la escuela secundaria".

En este sentido, explicó que las áreas de trabajo para poder generar esa contraprestación son cinco:

  1. construcción
  2. textil
  3. producción de alimentos
  4. economía del cuidado
  5. reciclado

El Ingreso Universal

"Argentina debe ir a un Ingreso Universal, y lo cree la CEPAL, las Naciones Unidas", sentenció. "Es un debate, pero ya lo han puesto en marcha España y Alemania". Sin embargo, alertó que "no hay condiciones fiscales para hacerlo hoy", pero "es un horizonte" sobre el que el Ministerio de Desarrollo Social "tiene que trabajar".