El Ingreso Familiar de Emergencia ( IFE), otorgado por el Gobierno nacional ante la pandemia del coronavirus (Covid-19), ya transitó tres entregas y llegó a unas 9 millones de personas. El cobro del IFE terminó a fines de septiembre, y aunque esta semana se reanudará el calendario de pagos de Anses para la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación Universal por Embarazo (AUE), ni Fernanda Raverta, titular de Anses, ni ningún funcionario del Gobierno confirmaron el IFE 4. Pese a que todavía se está definiendo, el bono de Anses tuvo un impacto positivo en las familias y logró frenar un aumento de la pobreza.

El último informe del Indec sobre el primer semestre de 2020 concluyó que la pobreza trepó 5,5 puntos interanual en los principales 31 aglomerados urbanos y llegó a 40,9%. Además, la tasa de indigencia subió 2,8 puntos y llegó a las dos cifras: 10,5%. Estas cifras reflejan que la cantidad de pobres en Argentina asciende a 18.500.000 personas, mientras que quienes no pueden cumplir sus necesidades alimentarias básicas suman 4.760.000. 

En relación a estos datos, el presidente Alberto Fernández destacó que "la pobreza sería peor si el Estado no los hubiera auxiliado". Además, el jefe de Estado resaltó las ayudas sociales "con el plan contra el hambre, con la tarjeta Alimentar y con el aumento de la AUH y las jubilaciones".

El impacto del IFE

Cabe destacar que tanto el IFE, como el Alimentar, que se suman a la AUH, están pensados más para paliar a la indigencia que a la pobreza, ya que son ingresos relativamente bajos, que se entregan a hogares de los deciles más complicados. Y las consecuencias son visibles: la indigencia creció la mitad de lo que creció la pobreza en el primer semestre.

Por lo tanto, la AUH, el Alimentar y el IFE ayudaron a amortiguar el impacto de la caída del empleo informal, que fue el que traccionó la pérdida de 4.000.000 de empleos en pandemia. Sin embargo, el director del Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI), del Ministerio de Desarrollo Productivo, Daniel Schteingart, dijo a BAE Negocios que la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) "captó muy poco IFE".

De acuerdo con el especialista, la encuesta pregunta por los ingresos del mes anterior, por lo que no llegó a entrar ni una ronda entera del  IFE en la medición actual del Indec ya que el bono de $10000 empezó a pagarse a fines de abril y la primera ronda terminó en junio, mientras que en  la encuesta se pregunta por ingresos de marzo-abril-mayo.

Alberto Fernández consideró que con la pandemia del coronavirus "se descubrieron 9 millones de personas que no estaban registradas" en la Argentina, lo que refleja "cuán ausente estuvo el Estado para esos argentinos". Ese número viene a causa de las miles de personas que no habían sido registradas por el Estado nacional hasta la llegada del IFE, lo que permitió visibilizarlas y bancarizar a una gran mayoría para poder adquirir el bono. 

Asimismo, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, destacó que "el Estado encaró mucha política pública en estos meses, muchas políticas sociales, como la tarjeta Alimentar, el IFE y los ATP. "Hoy llegamos a 11 millones de personas con asistencia alimentaria, se han generado políticas para amortiguar la caída. Una mayoría de las familias argentinas ha recibido ayuda del Estado", resaltó.

Fernando "Chino" Navarro, secretario de relaciones parlamentarias de la Jefatura de Gabinete, también comentó sobre la llegada del IFE: "Cumplió una función muy importante". El funcionario subrayó en diálogo con Crónica Vale Doble que el IFE, el ATP y la Tarjeta Alimentaria "fueron instrumentos que ayudan a afrontar la crisis". Sin embargo, dijo que la asistencia no es suficiente: "Si no generamos trabajo y producción es difícil que la Argentina vuelva a ser una Argentina justa y equitativa".

Por otra parte, Fernanda Raverta destacó la importancia de haber caracterizado a los sectores más vulnerables del sistema de trabajo formal como los chicos de 18 a 24 años, los mayores de cincuenta, y las mujeres, ya que “nuestro desafío es volver a poner la Argentina en marcha, y eso se logra con un mercado laboral que incorpore a los argentinos y argentinas, a la población económicamente activa”.

Además, la titular del organismo estatal indicó en diálogo con Crónica TV que desde la Casa Rosada vieron un impacto "profundamente positivo, no sólo en la contención para las familias", sino que también "en comercios y locales". 

La posibilidad de un IFE 4

Distintos funcionarios se refirieron a una cuarta entrega del bono de Anses como una posibilidad que todavía no está confirmada, pero tampoco descartada. El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, aseguró que es un tema que "está en discusión" y que el gobierno va a determinar "cuál es la herramienta mas idónea". 

Por su parte, Cecilia Todesca, vicejefa de Gabinete, sostuvo: "EIFE 4 todavía lo estamos discutiendo, pero la instrucción que tenemos del Presidente, el Jefe de Gabinete (Santiago Cafiero) y en conjunto con el ministro de Economía (Martín Guzmán), es que si nosotros vemos que la pandemia sigue teniendo un efecto muy fuerte sobre el ingreso de las familias, debemos continuarlo". 

En esta línea, Raverta comentó que desde el equipo económico interministerial se analizó una "nueva incidencia económica" a partir de la tercer edición, y en la "caracterización de la población" que recibe el monto.

¿Cuáles son los requisitos del IFE?

Hasta ahora, los requisitos del IFE 3, a diferencia del IFE 1 e IFE 2, fueron los siguientes:

Pueden acceder al bono de Anses:

  • Trabajadores y trabajadoras informales.
  • Trabajadores y trabajadoras de casas particulares.
  • Monotributistas sociales.
  • Monotributistas de las categorías A y B.
  • Ser argentino nativo o naturalizado y residente, con una residencia legal en el país no inferior a 2 años.
  • Tener entre 18 y 65 años de edad.

El titular o su grupo familiar no tenga ingresos provenientes de:

  • Un trabajo en relación de dependencia en el sector público o privado.
  • Ser monotributista de categoría C o superior, o del régimen de autónomos.
  • Una prestación de desempleo.
  • Jubilaciones, pensiones o retiros contributivos o no contributivos nacionales, provinciales, municipales o de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
  • Planes sociales, salario social complementario, Hacemos Futuro, Potenciar Trabajo u otros programas sociales nacionales, provinciales o municipales.

Quedarán excluidos del   IFE

  • Personas privadas de su libertad.
  • Menores de 25 años que vivan con padres que cuenten con un trabajo en blanco.

La Anses anunció que cruzará datos con AFIP para obtener información socioeconómica de las y los solicitantes.