Analistas estiman que el euro podría caer a la paridad o ubicarse por debajo del dólar por primera vez en 20 años.

Las apreciaciones surgieron el lunes 8 de marzo, cuando el tipo de cambio del euro al dólar cayó a $1,0806, debido a la tensión que produce en las inversiones el conflicto Rusia-Ucrania. Aunque, según notificaron en el portal de noticias Bloomberg, "la mayor parte de la caída del EUR/USD ocurrió la semana pasada, cuando se deslizó un 2,9%".

También, monedas europeas, como la corona sueca y el zloty polaco, sufrirán una caída significativa en sus valores, según precisó Georgette Boele, estratega cambiaria del ABN Amro Bank NV.

Por otro lado, el analista de mercados de DNB Bank ASA, Ingvild Borgen, detalló que "el sentimiento de riesgo comenzó a declinar en serio en medio de la escalada de la situación en Ucrania", por lo que "el EUR/USD había caído de 1,1468 el 14 de febrero a 1,0920 en el a finales de la semana pasada, es decir, en 3,5 %".

Además, la interrupción de suministros físicos de materias primas clave conducirán la situación a niveles aún peores en los próximos meses. Por ende, Borgn explicó que esto "afectará de manera desproporcionada a la economía de la zona euro y retrasará las medidas de ajuste del Banco Central Europeo".

Por la dependencia europea con Rusia, en lo que respecta a los productos básicos, monedas como el euro, la corona sueca y la libra esterlina fueron las más afectadas durante el período febrero-marzo. A diferencia de Europa, Boele confirmó que el yen y el dólar registraron un rendimiento superior.

En tanto, la estratega cambiaria de ABN Amro Bank NV dijo que "el tipo de cambio euro-dólar podría moverse hacia el mínimo histórico por debajo de 0,83".

Sin embargo, desde Pound Sterling Live afirmaron que este hecho podría darse "solo si la guerra en Ucrania se intensifica significativamente y los suministros de petróleo y gas de Rusia cesan".

Consecuencias desfavorables por la guerra Rusia-Ucrania

Según detalló el medio Pound Sterling Live, el conflicto bélico ha llevado a que distintos inversionistas estimen que el Banco Central Europeo aumentará las tasas de interés en reiteradas ocasiones durante en 2022. Por el conflicto en territorio ucraniano, el precio del gas subió, como así también el costo del petróleo a nivel mundial.

Por lo tanto, los aumentos presionarán a los consumidores, logrando así ralentizar el crecimiento económico:

  • Habrá un estado de estanflación: estancamiento de la economía y una inflación que no cede
  • Se complicará el cambio planificado del Banco Central Europeo hacia el aumento de las tasas de interés.

"La evolución negativa adicional del conflicto entre Rusia y Ucrania está haciendo más tangible el riesgo de unas consecuencias desfavorables más fuertes para la economía de la zona euro", afirmó la economista Asmara Jamaleh.