A partir de este lunes, la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires ( ARBA) ofrece una moratoria con quitas de hasta el 100% de multas e intereses que posibilita a familias y empresas regularizar deudas de los impuestos Inmobiliario, Automotores y Embarcaciones Deportivas vencidas durante 2020.

El plan de pagos “beneficia a más de 3 millones de contribuyentes que adeudan tributos patrimoniales que vencieron el año pasado, en medio de las dificultades generadas por la pandemia”, sostuvo Cristian Girard, director de ARBA.

“Los beneficios, que alcanzan hasta el 100% de condonación en multas e intereses, están segmentados en función de la capacidad de pago de los hogares y empresas, con mayores quitas y facilidades para quienes fueron más perjudicadas”, aseguró Girard.

El programa de regularización comprende la deuda en instancia prejudicial, incluyendo los intereses y multas que se hayan generado.

Impuesto Inmobiliario

En el caso del Inmobiliario abarca tanto el Urbano (Edificado y Baldío) como el Rural, y se extiende a los componentes Básico y Complementario.

A la vez, alcanza cuotas vencidas de la Patente y Embarcaciones Deportivas correspondientes, en todos los casos, al año pasado.
 

Fecha límite para inscribirse en la moratoria

La inscripción del beneficio que estará abierta hasta el 19 de diciembre próximo.

Cómo adherirse a la moratoria

Los contribuyentes pueden realizar su adhesión a la moratoria directamente por internet ingresando a:

arba.gob.ar

Allí obtendrán las liquidaciones y el código de pago electrónico.

Además del beneficio de quita de una parte de la deuda, contarán con la posibilidad de financiarla en hasta 24 cuotas, con una tasa que va del 0% al 2%, dependiendo del plazo elegido y la situación de cada contribuyente.

Adhesión temprana con mayor descuento

El tramo de adhesión con mayores descuentos comienza este lunes y se extiende hasta el 15 de agosto próximo.

Esas quitas que se aplicarán sobre multas e intereses irán decreciendo con el paso del tiempo, de manera que el programa favorecerá, en mayor medida, a quienes adhieran tempranamente a la moratoria, en especial durante los primeros dos meses de vigencia.

De hecho, el tramo con mayores descuentos comienza este lunes y se extiende hasta el 15 de agosto próximo.

Segundo tramo

El segundo abarca del 16 de agosto al 17 de octubre, y el último desde el 18 de octubre hasta la finalización de la moratoria, el 19 de diciembre de 2021.

100% reducción de monto

Los contribuyentes que hayan tenido su actividad afectada por la emergencia sanitaria producida por el coronavirus (Covid), según la categorización establecida por el Ministerio de la Producción bonaerense, recibirán un 100% de reducción en el monto de intereses, sin importar en qué tramo de la moratoria decidan ingresar.

Para el resto, las quitas irán del 90% al 10%, dependiendo del momento en el que adhieran, la totalidad de ingresos que hayan declarado o las valuaciones de sus bienes.

En todos los casos, dado el carácter de progresividad con el que ARBA instrumentó la medida, recibirán mayores beneficios quienes hubiesen registrado menores ventas o posean los inmuebles, automotores o embarcaciones de menor valor fiscal.

Girard recordó que esta moratoria “forma parte del conjunto de medidas extraordinarias que dispuso el gobernador Axel Kicillof para auxiliar y acompañar a las y los bonaerenses desde el inicio de la pandemia”.

En ese sentido, destacó que desde ARBA “instrumentamos diversas acciones, como la eliminación de retenciones y la suspensión de embargos, para asistir a comercios, microempresas y pymes en esta situación extrema que nos toca atravesar, acompañando el esfuerzo que está haciendo toda la sociedad”.

Desde el surgimiento de la pandemia, la asistencia tributaria del Estado provincial al sector productivo y las familias incluyó, entre otras medidas, la extensión de plazos para poder pagar impuestos con descuento; planes con facilidades para regularizar deudas; mejora en la devolución de saldos a favor; exenciones parciales de Ingresos Brutos; reducción y eliminación de alícuotas de retención en los rubros más afectados; y ahora una nueva moratoria que condona intereses y multas.