La actividad del sector autopartista registró un crecimiento de 65,6% durante los primeros siete meses de 2021, respecto del mismo período del año anterior, según informaron desde la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC).

En este sentido, a través del Informe de Actividad del Sector Autopartista, señalaron que este crecimiento triplica al registrado por el total de la industria manufacturera, que acumuló un 21% de incremento. A su vez, explicaron que el incremento está dado por la evolución de los tres principales segmentos de negocio del sector: la producción de vehículos, las exportaciones de piezas y el mercado independiente de reposición.

La producción de vehículos aumentó un 109,3% durante enero-julio de 2021 respecto al mismo periodo de 2020. Si bien este aumento es acompañado por el sector autopartista, este último muestra una menor variabilidad dado que tiene actividades diversificadas.

Por su parte, las exportaciones registraron durante el primer semestre de 2021 un aumento del 47% interanual. Finalmente, al considerar la venta de combustible como un indicador aproximado del nivel de actividad del mercado de reposición, también es posible observar un aumento del 19,4% interanual para el período analizado, que si bien está por debajo de la variación del sector, acompaña el crecimiento del mismo.

Compromiso empresario

Hace semanas, en un encuentro que arrojó algunas definiciones industriales importantes, las terminales automotrices se comprometieron ante el Gobierno a mejorar la integración de partes nacionales en los vehículos y ofrecieron algunas oportunidades, a través de un estudio que realizaron.

Schale fue elocuente en que se necesita aumentar la participación de piezas argentinas en el proceso de fabricación local al tiempo que pidió que las terminales tengan "balanzas comerciales equilibradas". El planteo no es casual ni abstracto ya que existen automotrices que en lo que va del año, han importado mucho más respecto de sus exportaciones y esto causa un profundo malestar en el Gobierno.

En tanto, los fabricantes de vehículos relataron -como adelantó este medio- que existen chances claras de sustitución de importaciones en airbags, cinturones de seguridad, baterías, alternadores y componentes electrónicos. Aquí se abre un abanico de posibilidades ya que en los dos primeros casos, no existen fabricantes nacionales y habría que conseguir inversiones que se radiquen en el país, mientras que ya existen firmas locales de baterías, por citar un ejemplo.