En la continuidad de una tendencia de crecimiento que se observa este año, la actividad metalúrgica presentó un aumento del 44,8% en mayo en términos interanuales y acumula un crecimiento de 25,9% en los primeros cinco meses del 2021, con un alza en el empleo del 2,6% en este período.

El fuerte aumento estuvo impulsado por la baja base de comparación en el 2020, dado que en mayo del año pasado el 41% de las empresas metalúrgicas no se encontraban operando y el 24% trabajaba con dificultades, señala el Boletín de Actividad de la Asociación de Industriales Metalúrgicos (Adimra). Si se compara contra abril último, la actividad registró un aumento de 1,7%.

De esta manera, la actividad metalúrgica se encuentra por encima de los niveles registrados entre fines de 2019 y principios de 2020, pero continua por debajo de los niveles que había a comienzos de 2019. En mayo, el nivel de empleo registró un aumento de 4,4% con relación al mismo mes de 2020 y acumula un crecimiento de 2,6% en lo que va del año.

En este marco, sobresale un dato. Se mantiene una tendencia de mejora en la evolución del empleo ya que el 53% de los empresarios indicó haber aumentado su plantilla de personal con relación al mismo período del año anterior. Por el contrario, el 21% de los empresarios redujeron su nivel de empleo durante mayo de 2021 con relación a igual mes de 2020; el 23% de las empresas redujo las horas extras y el 10% debió reducir la jornada laboral.

Provincias dispares

En línea con el promedio general, las provincias registraron incrementos en términos interanuales. Entre ellas, Córdoba (63,6%), Santa Fe (46,8%) y Entre Ríos (38,3%) fueron las que presentaron mayores aumentos.

Por otro lado, las provincias más afectadas durante el año pasado, Buenos Aires (34,5%) y Mendoza (25,3%), no logran recuperar lo perdido durante 2020 y se mantienen por debajo de los niveles de 2019.

En las subregiones de Buenos Aires, el AMBA presentó un aumento de 38,7% interanual, teniendo en cuenta que la actividad inició más tarde que en el resto de la provincia. En tanto, en el interior de Buenos Aires el crecimiento fue de 26,8% en relación con mayo de 2020.

Los rubros que registraron mayores contracciones durante el año pasado mantienen crecimientos en términos interanuales, entre ellos, autopartes (60,1%), fundición (58,8%), equipos y aparatos eléctricos (36,6%) y bienes de capital (33%).  Sin embargo, no logran recuperar los niveles previos a la pandemia.

Por otro lado, el sector de equipamiento médico (6,9%) registró un incremento interanual menor que el resto de los sectores metalúrgicos, pero supera los niveles de principios de 2020. Los sectores de maquinaria agrícola (51%) y carrocerías y remolques (61,2%) continúan con una tendencia de crecimiento presentando fuertes incrementos interanuales y se encuentran por encima de los niveles de 2019.

Las expectativas de corto plazo en términos de producción y de empleo muestran un panorama menos alentador que los meses anteriores. En este sentido, el 35% de las empresas prevé un aumento en su producción, mientras que el 18% espera una caída en los próximos tres meses.

En cuanto al nivel de utilización de la capacidad instalada, en el quinto mes del año fue del 53,4% y en el acumulado es de 51,7%, de acuerdo con el informe dado a conocer por Adimra.