El proyecto que busca darle cobertura legal a la reestructuración de títulos de deuda pública en dólares emitidos bajo legislación argentina ingresó hoy a ambas cámaras del Congreso nacional. Con la finalidad de seguir construyendo una curva en pesos y dar un mensaje positivo a futuro en favor de las emisiones con ley argentina, esta iniciativa complementa la propuesta realizada a los acreedores bajo ley extranjera y el Gobierno busca que tenga un trato equitativo.

Bajo el título "Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda Pública", este proyecto es una de las prioridades que el oficialismo estableció para el tratamiento parlamentario junto con la ampliación del proyecto de Presupuesto 2020 y la moratoria universal.

"Los tenedores de Títulos Elegibles que no adhieran a la invitación a canjear dispuesta mediante el artículo 1° de esta ley, continuarán con sus pagos diferidos hasta el 31 de diciembre de 2021", señala el artículo 3 del anteproyecto.

El monto total entre Letes, Lelink y Bonos suma USD45.346 millones de los cuales aproximadamente USD20.000 millones están en manos del sector privado.

El director de la consultora PxQ, Emmanuel Álvarez Agis, señaló: "Argentina propone a los tenedores de bonos ley local exactamente el mismo menú de títulos que se ofrecen en la última propuesta presentada a los acreedores externos, salvo por el punto de que no hay opción de Bono 2046. A quienes ingresen de forma temprana al canje se le reconocerán los intereses acumulados y no pagados hasta el 4 de septiembre".

Y agregó: "Los acreedores que acepten este canje tendrán derecho a ingresar en futuros canjes por 5 años en caso de que el Gobierno presente una mejor propuesta (sea a tenedores de títulos bajo ley local que no ingresen a este canje o que se mejore la propuesta a tenedores bajo ley extranera). En breves palabras, los bonos nuevos tendrán RUFO local y extranjera. De esta manera, el gobierno nacional parece dejar una puerta entreabierta en la negociación de la ley extranjera: en caso de mejorar la última oferta, el Ejecutivo no se vería en la necesidad de modificar el proyecto enviado al parlamento y, de esta manera, repetir la discusión con la oposición".

En tanto, se estipula que los tenedores de bonos locales que no adhieran al canje podrán hacerlo más adelante, con la condición que sólo se le reconocerán los intereses devengados al 5 de abril de 2020.

La oferta es similar a la presentada ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC) para la deuda externa. En detalle:  prevé un año de gracia, cupones escalonados con un promedio de 3,07%, quita de capital del 3% excepto para los títulos del canje 2005/2010 e intereses devengados.

Además, los acreedores de deuda local tendrán la opción de pesificar sus tenencias con dos bonos ajustados por CER, un coeficiente que se actualiza en función de la inflación.

Por otro lado, la fecha de liquidación del canje local será el 4 de septiembre, la misma que la reestructuración de deuda externa.

Álvarez Agis afirmó: "Las opciones para canjear los bonos surgidos de la reestructuración de 2005/10 (PARA y DICA) no implican quita sobre el capital. A precios de cierre del 16/07 y valuando los nuevos títulos al 10%, los precios de los títulos con mayor negociación todavía tendrían upside potencial".
 
Y se refirió a la opción de pesificar: "Las opciones son dos, un BONCER 2026 (cupón de 2% + CER) y un BONCER 2028 (cupón 2,25% + CER). Para este canje se toma los títulos a valor nominal y se utiliza el tipo de cambio del 6/7 (70,815) para convertir el valor a pesos. A su vez los intereses corridos se suman al valor nominal de forma tal de otorgar mayor cantidad de títulos a cambio acorde a la suma de intereses de cada bono viejo". 

Además, analizó: "Si se utiliza como parámetro la curva de rendimientos CER actual, los bonos nuevos estarían entre TC25P y DICP. El TC25P rendía por arriba de 8%+CER y en el día de ayer su cotización subió 4,4%, ubicándose en una TIR de 7,3%+CER. No es arriesgado pensar que una vez en la curva, el BONCER 2026 y el BONCER 2028 rindan entre 7% y 8%+CER (con una curva que todavía puede comprimir rendimientos). En ese caso, la paridad estaría entre el 70% y el 80%. A precios de cierre del 16/07 y sensibilizando por paridad de los nuevos bonos y valor de MEP se puede evaluar el upside potencial de un canje de AO20 o AY24".