El Banco de la Provincia de Buenos Aires instaló este sábado un cajero móvil en Villa Azul, el barrio popular que abarca los distritos bonaerenses de Avellaneda y Quilmes, donde un brote de coronavirus motivó su aislamiento.

"Sumamos un cajero móvil en #VillaAzul para ayudar en el cuidado sanitario de sus vecinas y vecinos. Esta es una de las acciones que estamos implementando para estar más #CercaDeLasYLosBonaerenses", informó la entidad bancaria bonaerense en su cuenta oficial de Twitter.

El presidente del Banco Provincia, Juan Cuattromo, también compartió la noticia en su cuenta oficial y remarcó que "Desde Banco Provincia estamos trabajando en conjunto con el Gobierno bonaerense y los municipios para brindar soluciones ante los desafíos que nos impone la pandemia".

Autoridades sanitarias bonaerenses y municipales decidieron aislar a Villa Azul luego que se registrara un brote de coronavorus con poco más de 200 casos.

De inmediato se implementaron testeos de vecinos casa por casa y la asistencia de éstos con la provisión de alimentos, garrafas y pañales.

La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, aseguró este sábado a la radio AM750 que el brote "se controló" y que los hisopados "bajaron considerablemente respecto al pico", al tiempo que consignó que "la cuarentena focalizada es la medida que se necesita para contener" la propagación de la pandemia.

En ese sentido, Mendoza explicó que "al lograr controlar el brote, no sólo controlamos el contagio dentro del barrio, sino también en los barrios cercanos: Wilde, Don Bosco y Villa Itatí, donde viven entre 25 y 30.000 personas".

Contó además,que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner "llama todos los días para preguntar como está el barrio".