El proyecto de Ley de movilidad jubilatoria ingresó este viernes al Senado y comenzará a ser debatido la próxima semana. La iniciativa prevé aplicar aumentos semestrales a partir del resultado del coeficiente entre el 50% de los salarios y un 50% la recaudación tributaria. Sin embargo, la "suba a cuenta" que se introdujo en unos de sus artículos afectará al aumento del 5% de diciembre. 

El proyecto, de ocho artículos comenzará a tratarse en las comisiones y llegaría al recinto virtual de la Cámara alta en la segunda semana de diciembre, para finalmente lograr que Diputados lo pueda sancionar antes de fin de año, según estimaron fuentes parlamentarias a la agencia Télam.

"El objetivo es sancionar esta ley antes de fin de año para que se otorgue el primer aumento por esta fórmula en marzo de 2021, en base a la evolución de los salarios y la recaudación", detalló el presidente de la comisión mixta de Movilidad Previsional, Marcelo Casaretto.

Sin embargo unos de los puntos que encendió las alarmas fue por el cambio en uno de los artículos de la normativa bajo el título de "disposiciones complementarias y transitorias". En este punto se indica que "el coeficiente por movilidad previsto en el artículo 1° de la presente ley que se determine para el mes de marzo de 2021, estará dado por el resultante diferencial entre el porcentual que arroje la aplicación de la fórmula que se aprueba para el incremento y el correspondiente a diciembre de 2020 que dispuso el Poder Ejecutivo Nacional, de conformidad con el artículo 55 de la Ley N° 27.541".

De esta forma la suba de 5% que se aplicará en diciembre será a cuenta del aumento de 2021.

El texto del proyecto fue elaborado en base a la propuesta de 131 páginas elevada por esa comisión, creada a partir de la Ley 27.541 de Solidaridad Social e integrada por 17 miembros (legisladores del oficialismo y de la oposición y funcionarios nacionales), cuyo labor constó de 17 reuniones en las que se recibieron a 24 expositores.

En el mensaje del Poder Ejecutivo al Congreso que acompaña el proyecto, se señala que "a fin de hacer más justo, equitativo y sostenible el sistema, se propone modificar la periodicidad de la aplicación del índice de actualización de las remuneraciones, insumo necesario para el cálculo del haber inicial de los jubilados y pensionados".

"Debe tenerse en cuenta, que la fórmula de movilidad debe ser leída como parte del programa macroeconómico para la reconstrucción argentina y no como una medida aislada de su contexto social, económico y político y que se expresa en un proceso que tiene como norte no dejar atrás a los sectores más vulnerables de la población y que precisamente por ello, requiere de una alta dosis de responsabilidad para no volver a caer en profundas decepciones", concluye el documento. 

Jubilados Anses: La respuesta del Gobierno

Desde Anses rechazaron que con la aplicación de la nueva fórmula "se busque perjudicar a las y los jubilados y pensionados" y enfatizaron en que a lo largo de todo el año, "el Gobierno protegió sus ingresos hasta tanto el Congreso sancione la nueva Ley de Movilidad".

"La fórmula que tuvo vigencia hasta el año 2017 otorgaba una movilidad semestral. La última movilidad de los haberes por esa fórmula, fue en septiembre de 2017 y correspondía otorgar el siguiente aumento semestral, en marzo de 2018. Sin embargo, en diciembre de 2017 se sancionó la Ley 27.416 que modificó la periodicidad de los aumentos por una movilidad trimestral", repasaron fuentes del organismo previsional a Bae Negocios. 

En este sentido advirtieron que "el gobierno de Cambiemos otorgó el primer aumento trimestral de esa fórmula, en el mes de marzo de 2018" lo que generó una "fuerte pérdida en el poder de compra de los jubilados y las jubiladas dado a que se reemplazó un aumento semestral por uno trimestral, sin resolver su empalme".

"En ese momento se debería haber otorgado un aumento en diciembre de 2017 o, de lo contrario, resolver que la primera movilidad de marzo 2018 fuera semestral. Nada de eso sucedió y las jubilaciones perdieron casi 7 puntos respecto a la inflación en ese trimestre", amplió.

En relación a las "disposiciones complementarias y transitorias" que se introdujeron en la iniciativa, explicaron: "La situación actual es exactamente la inversa. Durante 2020 se otorgaron, a través de decretos presidenciales, aumentos trimestrales en los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre. Si estos aumentos tuvieran continuidad, en marzo de 2021 debería otorgarse el próximo aumento trimestral. Sin embargo, el gobierno nacional envió un proyecto de ley donde se propone volver a una fórmula de actualización semestral (cuya primera aplicación también sería en el mes de marzo 2021)".

Así dada esta superposición de períodos, la normativa de ser sancionada establece que el aumento trimestral ya otorgado en el mes de diciembre 2020, "sea considerado dentro del cálculo semestral que se realizará para el mes de marzo 2021".

"A diferencia de lo ocurrido en la falta de empalme entre diciembre 2017 y marzo 2018, en esta oportunidad, el gobierno nacional decidió realizar en el mes de diciembre un adelanto del aumento que debiera hacerse recién en el mes de marzo 2021. De esta manera, lejos de perjudicar a las y los jubiladas/os y pensionados/as, lo que se busca es, tal como se ha hecho a lo largo de todo este año 2020, proteger sus ingresos hasta tanto el congreso sancione la nueva Ley de Movilidad", puntualizó Anses