Con el escenario económico "post pandemia" en la mira, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) trabaja en una esquema amplio de sustitución de importaciones, al tiempo que dará facilidades a las pequeñas y medianas empresas para acceder a los certificaciones de calidad para comercializar o exportar productos.

En diálogo con BAE Negocios, el presidente del INTI, Rubén Geneyro, señaló que "junto al ministro (de Desarrollo Productivo, Matías) Kulfas y el secretario de Industria, Ariel Schale, consensuamos que uno de los grandes ejes de trabajo es la sustitución de importaciones, en un mundo que va a privilegiar la mejora de sus economías, su mercado interno".

Geneyro remarcó "si existe una enseñanza muy clara de la pandemia es que tenemos un gran sistema científico-tecnológico, que tenemos que aprovechar para mejorar la fabricación nacional de bienes y servicios. Hay que trabajar en el eje salud, alimentos, industrias verdes".

Otro punto abordado por el titular del INTI fueron las normas técnicas de calidad. "Están dentro de la agenda del INTI, por supuesto. Debemos alcanzar los estándares adecuados y financiar a las empresas en todo que sea asistencia técnica", puntualizó Geneyro. En esta línea, dejó en claro que "tenemos que abordar la problemática de los proveedores nacionales, sumar valor agregado al desarrollo de las pymes. Economía del conocimiento y la Industria 4.0 están ligados a esta realidad que ya está siendo considerada".

En otro pasaje, el funcionario reseñó que el presupuesto del organismo cayó 50% entre 2015 y 2019 porque "pasamos por varios años de desinversión". Respecto de las certificaciones de calidad, "habrá nuevos aranceles a costos muy razonables", agregó.

El presidente del INTI ya compartió este año un encuentro con más de 40 referentes industriales convocados por la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP), de Mar del Plata. La iniciativa tuvo como eje proponer al INTI para dar respuesta a ciertas demandas del sector, principalmente de sustitución de importaciones de algunos productos que hoy requieren ser importados. Es que los altos costos de importación terminan impactando en el precio final de los productos industriales, e impacta en el ciclo general de consumo.

Geneyro manifestó recientemente que "queremos escuchar desde la propia voz de los industriales las necesidades vigentes. Sabemos que impulsar la economía del conocimiento, el desarrollo de proveedores, la sustitución de importaciones y la generación de empleo de calidad es el principal desafío a encarar".

En otro orden, el INTI avanza con capacitaciones virtuales, para las cuales se inscribieron 17.000 personas. También se están reforzando las 46 sedes del organismo a nivel nacional.

Más notas de

Francisco Martirena

El desarrollo de la industria naval, en el radar del Gobierno

Impulsar el trabajo de los astilleros

Bajan precios de medicamentos para compensar subas injustificadas

Buscan estabilizar precios

"Pasó la tormenta": automotrices tienen dólares y planean fabricar 20% más

Un sector con muy buenos números

Stockeo empuja las ventas en las grandes cadenas y cae la facturación en los barrios

Mapa heterogéneo en el consumo masivo

Sustitución de importaciones: aceleran un plan para ahorrar dólares

Crece el transporte ferroviario en la Argentina

Aumento de precios: Techint y Aluar serán citados para justificar costos

El acero, insumo clave y muy caro

Acuerdo en carne: cortes populares por un mes y suba de 1%

Se renovó el acuerdo con empresas

Instan a suspender las subas en los precios de los medicamentos

Laboratorios deben bajar precios

Acuerdo de precios: Gobierno buscará renovar lista de medicamentos

Medicamentos, muy caros

Comercio con Brasil: viajará De Mendiguren a "abrir" mercados

La misión de exportar más