El gobierno bonaerense presentó en la Legislatura el proyecto de ley de Presupuesto del año próximo, que prevé un gasto total de $3,1 billones con un fuerte incremento en la "inversión en infraestructura y vivienda", ya que el monto previsto superará los $260.000 millones, lo que representa un crecimiento del 123% respecto del 2019. El proyecto contempla también un pedido de financiamiento por unos $210.000 millones.

El plan de inversiones incluye la mejora de rutas y caminos rurales, el ensanche de calzadas, la pavimentación de caminos productivos, iluminación vial, la construcción de viviendas y obras destinadas al mejoramiento y a la limpieza de cursos de los agua en varios municipios de la provincia.

Otro de los ejes de la propuesta oficial está puesto en la educación, en donde se prevén gastos por más de $900.000 millones, "lo que implica alcanzar el 29,5% del total del presupuesto de la provincia para recuperar la caída que había tenido hasta el 2019", explicó el ministro de Hacienda y Finanzas bonaerense, Pablo López, al hacer la presentación en el anexo de la Cámara de Diputados provincial.

El funcionario detalló que se continuará invirtiendo en el fortalecimiento edilicio y en tecnología educativa de todas las escuelas de la provincia, así como también en los programas Escuelas a la Obra, en el programa integral ATR de acompañamiento de las trayectorias educativas y en la Escuela Provincial de Formación de Equipos de Supervisión y Dirección.

En cuanto a seguridad, la inversión será de $47.000 millones, un 200% más respecto del 2019, de los cuales más de $20.000 millones son para equipamientos y cerca de $7.000 millones irán a los municipios.

En el área de salud se destinarán $135.000 millones, un 80% más que en el 2019. La inversión abarca medicamentos, insumos médicos, equipamiento sanitario para hospitales, el programa materno infantil y nutrición Promin y las unidades de pronta atención, así como también la infraestructura de los centros de atención primaria.

Perspectiva de género es el último eje, en donde se destinarán casi $75.000 millones para los programas tendientes a reducir la brecha de género en la provincia de Buenos Aires.

Al presentar la ley impositiva, aseguró que el objetivo es "continuar con la premisa de dotar de mayor progresividad a la estructura tributaria, evitando aumentar la carga sobre la mayoría de las y los habitantes de la provincia y haciendo hincapié en la solidaridad de los sectores con mayor capacidad contributiva".

Precisó que en Ingresos Brutos "no hay cambio en las alícuotas y se amplía el universo de alícuotas diferenciadas, ya que se incrementan los topes de facturación un 101% para beneficiar a más pymes".

En lo que respecta a los impuestos patrimoniales (inmobiliarios, patentes y embarcaciones), el funcionario sostuvo que "la gran mayoría tendrá aumentos iguales o menores al 35%".