Al igual que la Nación, la provincia de Buenos Aires se encamina hacia una casi inevitable renegociación con sus acreedores. Así lo planteó la consultora Elypsis, que alertó sobre el calendario de vencimientos que enfrentará el entrante gobierno de Axel Kicillof.

Con una deuda que alcanzó los US$11.907 millones, es el distrito más endeudado del país. Su pasivo equivale al 84% de sus ingresos anuales, cuando en el promedio de las provincias es 52%. El 77% está en moneda extranjera. En 2020 vencen US$2.705 millones, de los cuales US$725 millones caen en enero.

“Debería sostener un superávit primario de 4,7% de su PBI desde 2020 para cumplir, algo casi imposible”, advirtió Elypsis. Y destacó que su recaudación suma 20 meses en baja y aún no hay signos de mejora.

Y explicó: “La solución no puede ser un reperfilamiento, como el que decidió unilateralmente el Estado nacional en agosto, dado que la gran mayoría de la deuda de la PBA es con acreedores privados bajo ley extranjera y requiere un acuerdo voluntario”.