El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, sostuvo ayer que "se perdieron cerca de 5.500 empleos industriales en Tierra del Fuego" durante el gobierno de Mauricio Macri, y que la mitad de esos puestos se recuperó el año pasado. Durante su visita de dos jornadas a la provincia austral, Kulfas también subrayó que durante 2020 "con pandemia y todo, se recuperaron más de la mitad de esos empleos perdidos".

"Tierra del Fuego fue la provincia que más empleo privado generó en 2020, y eso no fue casualidad, sino que hemos reimplementado una política industrial que privilegia el trabajo argentino y que arroja estos resultados bien concretos", afirmó el ministro durante una rueda de prensa realizada hoy al mediodía en el salón Malvinas Argentinas de la gobernación, junto con el gobernador Gustavo Melella.

En su visita a Tierra del fuego, Kulfas visitó plantas fabriles, mantuvo reuniones políticas, entre ellas una con el intendente de Ushuaia, Walter Vuoto, y anunció el desarrollo de un polo tecnológico de la provincia, a partir de la industria del conocimiento.

"Pudimos conocer más en detalle el funcionamiento productivo de la provincia. Hemos visitado fábricas en Ushuaia y Río Grande y mantenido varias reuniones de trabajo", explicó el titular de Desarrollo Productivo.

No obstante, Kulfas no realizó anuncios sobre una eventual prórroga del subrégimen de promoción industrial vigente en la provincia hasta 2023, aunque reconoció que existen tratativas al respecto, tras lo cual reiteró el "compromiso del Gobierno nacional con el desarrollo productivo de Tierra del Fuego".