La Administración Federal de Ingresos Públicos ( AFIP) reglamentó hoy el impuesto a las grandes fortunas, mediante una resolución que fue firmada por la titular del organismo, Mercedes Marcó del Pont, y que será publicada en los próximos días en el boletín oficial.

El Aporte Solidario y Extraordinario deberá ser ingresado a las arcas estatales antes del 30 de marzo. Por esta vía, el Gobierno espera recaudar unos $400.000 millones, provenientes de los patrimonios más altos del país.

El Aporte alcanza a aquellas personas humanas y sucesiones indivisas residentes en el país por la totalidad de sus bienes en el país y en el exterior y a las personas humanas y sucesiones indivisas no residentes, por la totalidad de sus bienes en el país, siempre que los mismos superen la suma de $200 millones de pesos. La fecha a considerar para la valuación de los bienes es la de entrada en vigencia de la Ley, el 18 de diciembre del 2020.

Al mismo tiempo, el organismo puso en marcha un régimen informativo que apunta a desbaratar maniobras de elusión del pago del tributo, a partir del análisis de los mismos patrimonios a fin de 2019 y 2018, para verificar que no sean superiores a los que se declaren ahora.

El mismo tiene el objetivo de “detectar supuestos de variaciones patrimoniales ocurridos durante los 180 (ciento ochenta) días inmediatos anteriores a la entrada en vigencia de la Ley, que hicieran presumir operaciones que configuren un ardid evasivo o destinado a eludir el pago del Aporte Solidario y Extraordinario”.

“Los sujetos alcanzados y, en su caso, los responsables sustitutos deben presentar una declaración jurada informativa en la que incluirán los bienes de los que eran titulares al 20 de marzo de 2020”, precisó la AFIP.

“La Resolución General dispone que el régimen de información también deberá ser cumplido por sujetos no alcanzados por el Aporte cuyos bienes, valuados al 31 de diciembre de 2019, alcanzaban una suma igual o superior a $130 millones, y por aquellos cuyos bienes valuados al 31 de diciembre de 2018 alcanzaban una suma igual o superior a $ 80 millones. En estos casos, deberán declarar los bienes de su titularidad al 20 de marzo de 2020 y al 18 de diciembre de 2020”, explicó el organismo recaudador, es decir, en la "ventana" que quedó entre que se anunció la iniciativa y cuando finalmente se aprobó y reglamentó.

Para presentar estas declaraciones juradas informativas, el plazo irá entre el 22 de marzo y el 30 de abril de este año, inclusive.

Repatriación

En cuanto a los términos y condiciones para la repatriación del 30% de los activos financieros situados en el exterior, el cual permite a quienes lo hagan aplicar el método de cálculo del Aporte correspondiente a aquellos que sólo poseen bienes en el país, la AFIP contempló la obligación de los sujetos que realicen dicha repatriación de confeccionar un informe especial extendido por contador público independiente matriculado, con su firma certificada por el consejo profesional o colegio que rija la matrícula, quien se expedirá respecto de la razonabilidad, existencia y legitimidad de la totalidad de los activos financieros situados en el exterior.