La Administración Federal de Ingresos Públicos ( AFIP) volvió a prorrogar la feria fiscal, esta vez hasta el 25 de octubre, a raíz de la extensión del aislamiento social.

Así, se mantendrá la suspensión del cómputo de los plazos vigentes para los contribuyentes en distintos procedimientos administrativos como determinaciones de oficio, sumarios, multas, descargos, clausuras, intimaciones de pago y requerimientos de fiscalización, entre otros.

Según explicó el ente recaudador en su página web, la medida no implica ninguna modificación ni prórroga sobre los vencimientos de impuestos.

Una feria fiscal consiste en la extensión de todos los plazos procedimentales en materia impositiva, aduanera y de la seguridad social.

Durante ese período, no se suspenden las acciones de la AFIP: el organismo podrá notificar, dictar actos administrativos, imponer multas y realizar operativos, entre otros procedimientos.

No obstante, durante la vigencia de la feria fiscal, quedan en suspenso el cómputo de los plazos que rigen para la respuesta de los contribuyentes a esos requerimientos.