La Cámara Argentina de la Construcción aseguró que si se reactivan las obras paradas en la provincia de Buenos Aires se podrían generar alrededor de 10.000 puestos de trabajo en los próximos días, para empezar a recuperar parte de los empleos perdidos en el último tiempo por el aislamiento social.

Según un trabajo de la entidad, a través de su delegación bonaerense, el empleo generado por el sector en la provincia de Buenos Aires cayó un 25%, lo que representa a unos 40.000 trabajadores cuya continuidad laboral está suspendida por el aislamiento. A esto se suma la caída generada en la actividad de proveedores de materiales, servicios y actividades conexas, donde por el impacto multiplicador de sector, cada empleo directo genera cuatro empleos indirectos.

Para ello, la construcción consideró "necesario que el gobierno provincial comience a cancelar las deudas que mantiene con el sector, que ascienden a más de $5.000 millones y que han sumido a las empresas en una situación de emergencia".