La línea de indigencia pegó un nuevo salto: subió 3,9% durante abril, de la mano del precio de los alimentos, que siguen trepando a alta velocidad. Por su parte, la línea de pobreza mostró una interesante desaceleración, luego del pico de marzo, y subió "solo" 3,4%. Todavía una dinámica bastante acelerada. 

Los números fueron publicados por el Indec a través del informe Valorización mensual de la canasta básica alimentaria y de la canasta básica total, correspondiente a abril, con datos del Gran Buenos Aires.

De esa forma, la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que marca el destino de la línea de indigencia, quedó en 26.676 pesos para una familia tipo de cuatro integrantes. Mientras que la Canasta Básica Total (CBA), que representa a la línea de pobreza, quedó en 62.957 pesos, para la misma familia tipo de cuatro integrantes.