La Casa de la Moneda presentó su rediseño de imagen corporativa que busca no sólo la renovación de imagen sino la asociación con la estrategia digital del organismo encargaado de la impresión de billetes y monedas de curso legal y conmemorativas.

"Desde el primer momento, tuvimos en claro que el rediseño de nuestra marca corporativa debía responder a las necesidades y estilos del mundo digital actual, tanto en su morfología como en sus aplicaciones", indicaron por medio de un comunicado

En ese sentido, destacaron que la marca "debía representar el salto al terreno digital y a un nuevo paradigma organizacional y productivo; sin olvidar nuestros 145 años de trayectoria como empresa del Estado argentino y nuestro compromiso por la excelencia en el diseño, la creatividad y la seguridad".

La idea, el diseño y la coordinación de este proyecto fue llevado a cabo enteramente por los equipos de la Casa de la Moneda y se votó en forma digital y en urnas en ambas plantas (Retiro y Don Torcuato) tres variantes posibles del nuevo isologo, de la que resultó la ganadora.