La revista estadounidense Time destacó las políticas económicas de género llevadas adelante por el Gobierno argentino a través de la Dirección de Economía, Igualdad y Género, que encabeza Mercedes D'Alessandro.

Un artículo de la revista Time, ponderó las políticas económicas de reducción de desigualdades de género llevadas adelante en la Argentina y resaltó el trabajo de la economista y directora de Economía, Igualdad y Género, Mercedes D'Alessandro, quien fue entrevistada por este medio internacional.

Presupuesto con perspectiva de género

El primer presupuesto nacional con perspectiva de género, la estimación del valor del trabajo doméstico y de cuidados no remunerados para la economía, los incentivos fiscales e impositivos a las empresas de tecnología que contratan mujeres y personas LGBTQ, fueron algunas de las políticas destacadas por el semanario internacional.

Asimismo, la nota resaltó que Argentina es el país "que ha implementado más medidas de respuesta al Covid-19 sensibles al género que cualquier otro país, según la ONU".

"Eso se debe en parte a Mercedes D'Alessandro, la primera directora de Economía, Igualdad y Género del país. La economía de Argentina, atrapada durante mucho tiempo en un ciclo de auge y caída, estaba luchando incluso antes de la pandemia y se contrajo casi un 10% en 2020", reseñó la publicación.

A pesar de los desafíos, D'Alessandro está presionando para utilizar los esfuerzos de recuperación del gobierno para que la economía funcione mejor: ampliación de la infraestructura asistencial; lograr que más mujeres ingresen a industrias dominadas por hombres y viceversa; agregando más flexibilidad para que los padres trabajen de forma remota.

Igualdad de género 

En este marco, la funcionaria afirmó a la revista Time que "este período ha permitido reflexionar y construir las herramientas y la información que necesitamos para transformar lo que queremos decir cuando hablamos de economía. Ahora tenemos que tomarlas y empezar a trabajar intensamente de cara a lo que viene".

"No es suficiente que los gobiernos den a las mujeres dinero en efectivo para amortiguar el golpe de la pandemia con una mano -dice D'Alessandro-, si con la otra están reconstruyendo el mercado laboral que las hizo vulnerables en primer lugar. En Argentina, las autoridades planean priorizar industrias como la construcción, la manufactura, la energía y la tecnología, que se consideran eficientes en la generación de empleo".

La funcionaria explicó que “todos estos sectores están extremadamente masculinizados”, al destacar que en Argentina, las mujeres ocupan menos de uno de cada 10 trabajos en la construcción y programación de computadoras, y alrededor de uno de cada cinco en la industria.

"Entonces, las mujeres no están en los sectores en los que estamos pensando cuando pensamos en la recuperación económica", sentenció.

La publicación destacó que para abordar esto, Argentina lanzó programas de empleo para personas vulnerables que tuvieron dificultades para ingresar al mercado laboral, proporcionándoles pagos mensuales, ayuda para acceder a empleos y subvenciones para capacitación y educación.

Una ley aprobada en octubre ofrece incentivos fiscales e impositivos a las empresas de tecnología que contratan mujeres y personas LGBTQ+ y el Ministerio de Obras Públicas ha anunciado que dará prioridad en el financiamiento a proyectos de construcción que tengan paridad de género en su contratación.