La Cumbre del  Mercosur finalizó hoy en forma virtual, donde uno de los hechos más salientes fue la presión de la Unión Europea para que el acuerdo se firme antes de fin de año y así completar el proceso que se inició hace un año en Bruselas.

Como adelantó BAE Negocios, más allá del análisis de las consecuencias económicas de la pandemia y la necesidad de la integración regional, uno de los puntos más altos fue la "llamativa" presencia -durante el encuentro de presidentes- del Alto Representante de la UE de Política Exterior, Josep Borrell.

"Borrell habló de la importancia del acuerdo para las relaciones entre el Mercosur y la UE. Planteó que hay que acelerar la creación de una enorme área de libre comercio", expresaron a este medio fuentes oficiales que compartieron diálogos con el funcionario.

Su presencia obedeció a que la Unión Europea quiere apurar los procesos para que la firma definitiva se concrete antes de fin de añoaunque antes habrá que terminar la revisión legal y las traducciones, lo cual plantea una meta difícil de alcanzar.

La pandemia de Covid-19 obligó al  Mercosur a concretar esta semana una inédita cumbre virtual, donde los jefes de Estado, ministros y demás autoridades de los países miembros discutieron diversos temas relacionados con el impacto económico y social de la emergencia sanitaria en la región. 

Fuentes del Gobierno reiteraron: "también nuestros socios están ansiosos por la firma definitiva (del TLC con la UE), a diferencia de la Argentina". La gestión de Alberto Fernández tiene observaciones sobre el acuerdo y había convocado a industriales a estudiar el impacto.

Durante los últimos seis meses, bajo la presidencia paraguaya, el bloque sudamericano mantuvo los contactos con la UE para terminar de pulir el acuerdo de libre comercio.

Rechazo empresarial

En tanto, Santiago Solda, directivo de la Asociación de Importadores y Exportadores de la Argentina (AIERA), planteó que "no tiene que haber apuro para cerrar el acuerdo con la UE contrarreloj".

"Hay que analizarlo fríamente para no generar problemas en las economías de los países, especialmente los del Mercosur que tienen un menor desarrollo económico y tecnológico. Últimamente, muchas organizaciones y algunos parlamentos de Europa se pronunciaron en contra del acuerdo firmado, por los problemas socioambientales que podían generarse y agravarse", se explayó Solda.

A ello, se suman los problemas nuevos que ha generado en todos los países la pandemia. "Si hay consenso que de esta situación se debe salir con sociedades más sustentables ambientalmente, más igualitarias y con menos pobreza y exclusión, hay que analizar junto a los líderes europeos cómo avanzar en esa dirección y no en otra contraria", agregó.

Más notas de

Francisco Martirena

Cumbre del Mercosur para discutir flexibililización pedida por Uruguay

Debate con Uruguay por flexibilización

Mercosur retomará la negociación con un país que provocó crisis regional en 2020

Vuelven negociaciones con Corea del Sur

Autos a Ecuador: el Gobierno, terminales y partistas negocian acuerdo

Buscan vender autos en Ecuador

Scioli, con Lula: Gobierno juega fuerte y apuesta por candidato a presidente en Brasil

Scioli, con Lula: Gobierno apuesta por candidato a presidente en Brasil

Vacunas anti-Covid: Argentina reiteró pedido de liberar patentes ante la OMC

Argentina pidió liberar patentes ante OMC

Contagios Covid: la producción de autos bajó 32% en abril comparado con marzo

Bajó la producción respecto de marzo

Gobierno felicitó a Biden por apoyar suspensión de patentes en vacunas COVID-19

Solá agradeció la postura de los EE.UU.

Argentina versus Brasil: el Gobierno acepta bajar aranceles pero desde 2022

Argentina buscará un acuerdo con Brasil

Exportaciones e inversiones, los dos objetivos de Scioli en Brasil para el 2021

Negocian inversiones de Brasil

El pan aumenta: cuáles son las causas del precio que habrá en CABA

Se viene nuevo aumento en el pan