La industria tuvo el peor año desde la crisis de los 90 que desembocó en el 2001, lo que provocó un derrumbe de la actividad que la hizo retroceder diez años a pesar de haber atravesado por procesos de modernización y mejora en las condiciones de competitividad mundial de los portones de su fábrica hacia adentro. Lo que viene es "pura expectativa" porque existe un consenso sobre la continuidad de una inercia contractiva más allá de las medidas revitalizantes.

Los empresarios del sector acusaron el golpe desindustrializador ya por el 2017, a pesar de que las políticas de la gestión Cambiemos habían pegado el golpe de timón para el sector financiero. En las primeras filas de la UIA existía un debate entre aquellos que defendían un modelo ideológico de liberación del Estado de los negocios privados; con otros que por rumores, primero, y por confesión de partes, después, sabían que la producción manufacturera había sido acusada de ser generadora de inflación de precios.

Ahora se enfrentan al desafío de reactivar la mitad de las máquinas que tienen en sus galpones, recuperar los más de 135.000 puestos de trabajo y salir a venderle al mundo para generar los dólares que necesita el país para afrontar sus obligaciones. Por ahora, saben que se trata de una utopía que se permiten soñar aunque con paraguas en manos.

La crisis, lejos de ahondar en individualismos azuzados por la meritocracia macrista, generó una inédita unidad interna, con la primera reelección de un presidente en la historia de la UIA en manos de Miguel Acevedo, como también el fortalecimiento de los jóvenes industriales a partir de las gestiones de Alejandro Gentile (Techint), Miguel Zonnaras (Georgalos) y Tomás Karagozian (TN&Platex).

Y una impronta de mujeres que supieron completar cargos y también decisiones. Así fue que en 2017 por primera vez en la historia hubo mujeres en el Consejo Directivo y en este 2019 (tarde, pero seguro) Paula Bibini asumió como presidenta de una Unión Industrial territorial, en este caso por Salta. No fue raro ver a Juana Torresín (Coserena) compartiendo apertura de la 25° Conferencia Industrial o a Marysol Rodríguez (Sinteplast) al frente del diálogo con sectores sindicales y organizaciones sociales.

Justamente este punto pone a la UIA en ventaja en la relación con el Gobierno de Alberto Fernández. Saben de antemano que este período será de diálogo y consenso, y la entidad a través de Acevedo, Guillermo Moretti (Santa Fe) y Miguel Rodríguez (Pymes) comenzó ese recorrido un año atrás. Pero entienden que la crisis no permitirá muchos movimientos.

Los empresarios manufactureros esperan la reactivación del financiamiento productivo, a tasas bajas a pesar de que entienden que la referencia de las Leliq del Banco Central no será tarea rápida para lograr hacerla descender. También saben, por boca de los ministros productivos que "todo está atado a la negociación con el FMI y los acreedores externos por la deuda".

Aún así, esperan medidas que ayuden a la expectativa. Existe un fuerte malestar por la reimposición de la doble indemnización, pero acompañaron las medidas de emergencia. El integrante del Comité Ejecutivo y referente de las economías regionales, el salteño José Urtubey, lo resume: "Espero un 2020 complejo. No hay soluciones mágicas aunque sin embargo creo que están bien rumbeadas las medidas de emergencia. Claro está que habrá que ver cómo surge la negociación de la deuda, por un lado, y luego la estructura de mediano y largo plazo".

Más notas de

Ariel Maciel

La crisis hundió a las autopartes, que cayeron 10,7%

Las empresas locales confían en la recuperación de Brasil

Las fábricas confían en nuevas mejoras para el financiamiento sectorial

Hubo caída del 30,5% de los préstamos en pesos durante 2019

Pymes perdieron rentabilidad por el costo de la energía

Pymes perdieron rentabilidad por el costo de la energía

Marginado de las negociaciones, el círculo rojo navega en la incertidumbre

Marginado de las negociaciones, el círculo rojo navega en la incertidumbre

La UIA prevé un tercer trimestre con signos de reactivación

La UIA prevé un tercer trimestre con signos de reactivación

La crisis le pegó de lleno a los sectores sensibles, con 40.000 empleos menos

La crisis le pegó de lleno a los sectores sensibles, con 40.000 empleos menos

"Tenemos muy claro que debemos reducir la presión tributaria sobre las pymes"

Girard adelantó que habrá cambios en regímenes para pymes

Ante la crisis del coronavirus, piden reactivar reintegros para potenciar a pymes exportadoras

Rosato dice que el sector puede recuperar rápido mercados

La industria terminó 2019 con casi la mitad de las máquinas apagadas

La industria terminó 2019 con la mitad de las máquinas apagadas

Los costos de la producción crecieron por debajo de la inflación y mejoraron la competitividad

Mejora la competitividad por costo de producción