La actividad económica cayó 4,2% interanual en octubre, según el Indice Mensual de Actividad (IMA), publicado ayer por el Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala (ITE-FGA). En lo que va del año, la contracción llegó al 5,4% y proyectan una de 5% al finalizar el 2019.

Hoy el Indec publicará el número oficial de variación de la actividad económica de septiembre, para el que las expectativas siguen siendo negativas, tras la fuerte devaluación posterior a las PASO y la incertidumbre de los consumidores por lo que podía ocurrir hacia adelante. Además, por el propio deterioro del gasto de los hogares y la caída del salario real, con una inflación que picó en punta hasta el 5,9% y que desaceleró a 3,3% en octubre.

Y es que los datos avanzados de septiembre no fueron positivos. La recaudación real cayó 7% contra el mismo mes del año pasado, la producción automotriz bajó 24,7% interanual, los despachos de cemento se contrayeron 6,7% y las importaciones desde Brasil 27%.

La continuidad fue sin grandes mejoras en octubre. El informe de ITE-FGA destacó: "La dinámica de octubre refleja un escenario en el cual casi todos los indicadores se encuentran en terreno negativo, con las excepciones de las cantidades exportadas y la demanda de energía eléctrica. Se destacan las caídas en préstamos comerciales (27%), recaudación real de la seguridad social (16%), las cantidades importadas (18%), las ventas minoristas informadas por CAME (12%)".

Y agregó algunos números alarmantes acerca del panorama de largo plazo: "Al observar el indicador en frecuencia mensual sin estacionalidad se advierte que en octubre la economía incrementó un 0,2% respecto al mes de septiembre. La economía ya lleva más de veinte meses en recesión. Luego de la devaluación de agosto y el consecuente rebrote inflacionario en un contexto de caída del consumo, la economía probablemente cerrará el 2019 con una caída cercana al 5%".