El Ministerio de Desarrollo Productivo destacó que la actividad económica ya mejoró en agosto los niveles prepandemia, al ubicarse un 0,3% por encima del nivel de febrero de 2020, mes previo al parate provocado por la pandemia de coronavirus. 

Con los repuntes registrados en fechas más recientes, los indicadores son “similares o incluso superiores al promedio de 2019”, resaltó el Centro de Estudios para la Producción (CEP-XXI), dependiente de la cartera que conduce Matías Kulfas.

Trabajos con mayor recuperación económica

Las ramas que más se recuperaron en los últimos meses fueron “las que más caían frente a 2019, como gastronomía, turismo, transporte de pasajeros y actividades culturales”, precisó el Centro.

La evolución reciente demostró además la continuidad de las mejoras: por ejemplo, la producción de acero crudo creció 17,3% en octubre respecto de dos años atrás, los despachos de cemento aumentaron 20,1% y la fabricación de vehículos automotores se incrementó en igual lapso un 28,8%.

En conjunto, la producción fabril habría promediado en octubre un 2,4% de crecimiento frente a igual mes de 2019, con fuertes alzas en 9 de 14 subsectores, según se proyectó a partir del consumo de energía.

Economía en Argentina

Para el BCRA, la actividad económica creció en torno a 1% durante septiembre y mantuvo así el nuevo ritmo crucero de la recuperación del PBI, que después del bajón de la segunda ola se mantuvo a ese tempo en julio y agosto. El tercer trimestre del año terminó con un crecimiento de 3%, bastante superior al que había proyectado el mercado al iniciar el 2021. La dinámica estadística queda servida para que el crecimiento del año quede en torno a 9%, tal como adelantó el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, aunque ese número no alcanza para compensar lo perdido en 2020.

Desde el BCRA señalaron: “El PBI crecería cerca de 9% en 2021, traduciéndose también en mejoras en el empleo. Aunque con menor probabilidad, persiste el riesgo asociado a la circulación de la variante Delta del virus en el país, como de otras cepas que eventualmente podrían comprometer la favorable evolución epidemiológica”. Semejante mejora de 9% en la comparación del promedio 2021 con el de 2020, implicaría todavía una caída de 1,8%, teniendo en cuenta la baja de 9,9% del año pasado.