La balanza comercial de 2019 arrojó un superávit de US$ 15.990 millones y revirtió el déficit de US$ 3.701 millones del 2018, aunque esto fue debido a la fuerte retracción de las importaciones. Así, diciembre cerró con un saldo favorable por decimosexto mes consecutivo, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Durante el año pasado, la facturación por exportaciones sumó US$ 65.115 millones, con un crecimiento interanual del 5,4%, mientras que las importaciones alcanzaron los US$ 49.125 millones, un 25 % menos que en el 2018, destacó el informe de Intercambio Comercial Argentino elaborado por el organismo.

En los doce meses del año, los principales socios comerciales fueron Brasil, China y Estados Unidos, en ese orden, los que en conjunto absorbieron 33,1% de las exportaciones de la Argentina y abastecieron 52,3% de las importaciones.

Este resultado se obtuvo luego de que en diciembre el intercambio dejara un saldo positivo de US$ 2.241 millones, un 57% más que la ganancia obtenida en el mismo mes en 2018.

Como en los meses anteriores, este resultado se debió al menor nivel de importaciones, con un descenso del 20% interanual para alcanzar los US$ 3.133 millones, frente a las exportaciones que solo subieron el 0,7% para ascender a US$ 5.374 millones.

Si durante el año pasado se hubiesen registrado los mismos precios que en 2018, el saldo comercial habría tenido un superávit de US$ 17.372 millones en lugar de los US$ 15.990 millones obtenidos.

Bajo este mismo supuesto el país tuvo una pérdida en los términos del intercambio de US$ 469 millones debido a que la variación negativa del índice de precios de las exportaciones (-6 %) superó a la caída de los precios de las importaciones (5,4%).

El informe del Indec afirmó además que durante todo el 2019 las exportaciones que crecieron por grandes rubros fueron Productos Primarios (25,1%), Manufacturas de Origen Agropecuario (4,5) y Combustibles y Energía (4,1%), mientras que, al contrario, las Manufacturas de Origen Industrial disminuyeron 6,8%.

En las compras externas del país durante el año pasado, los rubros que cayeron fueron Bienes de Capital (30,7%), Bienes Intermedios (16,2%), Combustibles y Lubricantes (32,2%), Piezas y Accesorios para bienes de capital (16,8%), Bienes de Consumo (25,6%) y Vehículos Automotores (55,2%).

Durante el año pasado los principales destinos de las exportaciones argentinas fueron, de mayor a menor,  Brasil, China, Estados Unidos, Chile, Vietnam, India, Países Bajos, Suiza, Indonesia y Perú, que en conjunto acumularon el 55,7% del total de ventas externas.

Por su parte, los principales países de origen de las importaciones fueron Brasil, China, Estados Unidos, Alemania, Paraguay, Bolivia, Tailandia, Italia, México y España, que representaron el 73,1% del total de compras al exterior.

En paralelo, los superávits más importantes correspondieron al comercio con Chile (con US$ 2.521 millones), Vietnam (US$ 2.149 millones), Argelia (US$ 1.462 millones), Perú (US$ 1.461 millones), Países Bajos (US$ 1.362 millones), India (US$ 1.351 millones), Indonesia (US$ 1.333 millones), Suiza (US$ 1.288 millones), Arabia Saudita (US$ 894 millones), y Egipto (US$ 856 millones).

Los déficits más importantes del 2019 se registraron con China con (US$ 2.209 millones), Estados Unidos (US$ 2.170 millones), Alemania (US$ 1.826 millones), Bolivia (US$ 752 millones), Paraguay (US$ 629 millones), Tailandia (US$ 583 millones), Francia (US$ 538 millones), México (US$ 457 millones), Japón (US$ 442 millones), y Suecia (US$ 264 millones).