Las ventas de los supermercados, que reflejan en mayor parte la continuidad del consumo de bienes esenciales, venían resistiendo con firmeza en el marco de la cuarentena. Sin embargo, en junio mostraron su primera caída en cuatro meses aislamiento. Fue de 1,5% interanual. Las ventas en los shopping, por su parte, continúan desacelerando su contracción pero los números todavía son los propios de un sector que todavía no fue alcanzado por la apertura y la baja fue de 88,6% interanual.

Al deflactar contra la inflación interanual de Alimentos y bebidas las ventas de los supermercados en algunos rubros esenciales se observaron caídas reales en junio: Bebidas registró una de 5,1%; Panadería una de 17,8%; Lácteos una de 5,5%; Carnes una de 5,2%; Alimentos preparados y rotisería una de 43%. 

La caída del salario y la pérdida de empleos, junto con los temores y restricciones propios de la pandemia, son las explicaciones de un fenómeno que se viene dando en forma sostenida: el consumo está recuperando con mucha mayor lentitud que la oferta. Entre febrero y junio, de hecho, según los datos del Ripte para los salarios de trabajadores estables, los sueldos sufrieron una baja de 4,7% en términos reales

El presidente Alberto Fernández remarcó en su cuenta de Twitter que el salario registrado privado cayó "sólo" 4% real interanual en mayo, lo que estuvo muy por debajo de la contracción de 8,3% interanual que se había observado en mayo del año pasado. Sin embargo, el coordinador del Observatorio del Derecho Social de la CTA - Autónoma, Luis Campos, alertó: "Como no se activen rápido las paritarias en los siguientes meses esta comparación va a dar exactamente al revés".

En ese sentido, cabe destacar que el salario real es, junto con el dólar y las tarifas, una de las anclas nominales que mantienen a la inflación relativamente controlada, en un marco de cierta inestabilidad generada por la ya crónica incertidumbre cambiaria, agravada por el canje de la deuda y la brutal recesión pandémica. Con el consumo frenado, las empresas se ven obligadas a moderar las remarcaciones que precisan para recuperar rentabilidad.

Un informe reciente del Observatorio de Coyuntura Económica y Políticas Públicas (Ocepp) resaltó: "Del lado de la demanda, la recuperación se está viendo afectada por los menores ingresos reales, el crecimiento del desempleo y la recesión económica mundial. Estos tres factores continúan afectando negativamente la actividad económica".

Según las proyecciones del BCRA, el consumo privado cayó 13,6% desestacionalizado en el segundo trimestre del 2020. Así, en lo que va del año acumuló una contracción de 19,3%. Desde la autoridad monetaria destacaron que aunque el Gobierlo logró compensar parcialmente, en el resultado final pesaron mucho más las restricciones a los movimientos y el deterior de los ingresos: "A excepción de los segmentos esenciales, gran parte del comercio estuvo cerrado. Además de estas restricciones a los canales de ventas tradicionales, se sumó la contracción de los ingresos de los sectores inhabilitados para operar. Ambos factores, si bien parcialmente compensados por las transferencias del Gobierno Nacional, profundizaron la caída del consumo por parte de las familias".

Los datos de ventas de supermercados y shopping de junio fueron publicados ayer por el Indec. Los informes oficiales mostraron que, como consecuencia de las actuales medidas de confinamiento, las ventas de supermercados por canales online crecieron un 348% respecto a junio de 2019. Desde la consultora LCG destacaron que en lo que va del año las ventas crecieron 2,9% interanual. Las ventas en shopping registraron una variación interanual negativa por cuarto mes consecutivo y acumularon en lo que va del 2020 una caída del 58% interanual. Mientras que los electrodomésticos mostraron una caída acumulada promedio del 31% interanual real durante el segundo trimestre del año.

LCG remarcó que los supermercados van a seguir mostrando cierta estabilidad de la mano de un consumo esencial que no es demasiado elástico. Es decir, no tiene margen para grandes contracciones por su propio carácter esencial. Además, permanece apuntalado por los Precios Máximos y Cuidados, el IFE y la AUH. Los shopping, en cambio, que ya alertaron porque hay 50.000 puestos de trabajo en juego, no encontrarían recuperación notoria en el corto plazo.

Un informe de la consultora destacó: "Todos los rubros pertenecientes a los centros de compras mostraron caídas interanuales en junio. El sector con menor caída fue  Amoblamientos, decoración y textiles para el hogar, con una de 57,3% anual; y el de mayor fue Diversión y esparcimiento, con una de 100%. El descenso en las ventas de los centros de compra se dio en todo el país: CABA, con 96,8% anual; GBA, 96,2%; Región Pampeana, 73,3%; Cuyo, 28,2%; la Región Norte, 19,4%; y Patagonia, 82,4%". 

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

UVA y CER, los plazos fijos indexados fueron los preferidos en febrero para no perder contra la inflación

UVA y CER, los plazos elegidos para no perder contra la inflación

Los dólares exportadores alcanzaron para dar estabilidad en enero

Dólar: el campo mejoró 20% la liquidación respecto a diciembre

En el 2020, los bancos trabajaron más pero ganaron mucho menos

La tasa de los plazos fijos y de las Leliq y Pases provocó que los bancos privados perdieran dinero en diciembre

El BCRA observó caída del PBI en enero

El Banco Central aseguró que la posible interrupción del crecimiento en enero no parece anticipar una fase recesiva

Dólar: alivio por la vuelta del superávit de bienes

Dólar: alivio por la vuelta del superávit de bienes

El PBI acumuló ocho meses de recuperación

El PBI acumuló ocho meses de recuperación

El consumo terminó el 2020 con señales positivas

El consumo terminó el 2020 con señales positivas

Enero tuvo el menor déficit fiscal desde inicios del 2016

Enero tuvo el menor déficit fiscal desde inicios del 2016

Ancla cambiaria: el Banco Central ralentiza la devaluación y perforará el piso en febrero

El atraso cambiario del oficial podría tener consecuencias en los dólares paralelos

Hacienda publicará superávit primario durante enero

El menor déficit público mejoró las cuentas y le permitió al BCRA aflojar con la maquinita y la emisión