La competitividad de la producción argentina sufrió un deterioro de 4,41% en términos reales durante marzo, en la comparación contra el mes previo. El dato corresponde al Índice de Costo Argentino de la Producción (ICAP), que publica todos los meses la UADE.

El ICAP de marzo reflejó así un aumento del 4,41% con respecto al mes anterior, otro del 6,26% si para la comparación se toma el período transcurrido desde el comienzo del 2020 y por último una variación interanual negativa del 0,25% en relación con el mismo mes del año anterior.

Las variables que aportaron a que el ICAP de la UADE tenga en términos reales un aumento con respecto al mes anterior fueron la presión tributaria, el fuel oil, el costo de la construcción, el salario privado, los conflictos laborales, el riesgo país, el costo logístico, los pagos de seguros y los bienes de capital.

El ICAP es un indicador elaborado a partir de la agregación de diferentes componentes del costo empresario. Su objetivo es monitorear de forma periódica la tendencia del costo a partir del seguimiento de variables relacionadas con los insumos productivos y el clima de negocios.