La construcción registró en junio una contracción interanual del 14,8% y desaceleró la caída registrada desde el inicio de la emergencia sanitaria. Según informó este miércoles el Indec, el Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC) muestra una recuperación del 38,2% en junio respecto de mayo.

En los primeros seis meses del año, la construcción acumuló una caída del 37,8% en comparación con igual período del 2019.

El gráfico que muestra la recuperación de la construcción

Según la encuesta cualitativa que realiza el organismo el 53,2% de las empresas que realizan obras privadas prevé que el nivel de actividad del sector disminuirá durante los próximos tres meses, mientras que 38,3% estimó que no cambiará y 8,5% que aumentará.

Entre las empresas dedicadas a la obra pública, 50,7% opinó que el nivel de la actividad disminuirá entre julio y septiembre, un 37,7% cree que no cambiará y 11,6%, que aumentará. Los empresarios estimaron que la baja se producirá por la caída de la actividad económica, los atrasos en la cadena de pagos y a otras causas atribuidas a la emergencia sanitaria.

Pese a la reactivación, preocupa la destrucción del empleo en el sector

La destrucción de empleos en la construcción marcó un nuevo récord en mayo, al registrar un descenso del 36% interanual, la mayor de toda la serie y superior al 34,6% que había registrado en abril. De esta manera, el sector acumuló una baja de 150.000 vacantes en relación al mismo mes del año pasado, a partir de una crisis iniciada en 2018 que se agudizó fuertemente por la pandemia de coronavirus.

De acuerdo a datos del sector, los puestos de trabajo registrados retrocedieron en 5.500, equivalentes a un 2% mensual, por lo que se ubicaron en 267.614. La variación frente al cuarto mes del año podría indicar una desaceleración en la magnitud de la caída, si se tiene en cuenta que en abril este porcentaje había sido del 14% y en marzo, del 4,9%.