Lejos de encontrar un piso al proceso recesivo, la industria de la construcción se desplomó en octubre un 9,5% interanual, el indicador más bajo de los últimos cuatro meses y acumuló 14 caídas consecutivas, informó ayer el Indec.

Los Indicadores de Coyuntura de la Actividad de la Construcción (ISAC) que difundió el organismo registraron una merma de 8,3% en los primeros diez meses del año frente al mismo período de 2018.

En la comparación con septiembre, el registro oficial arrojó un retroceso de 3,5%, lo que marca también que el sector sigue sin reacción.

Estimaciones de empresarios del sector apuntan a que la contracción iniciada en septiembre del año anterior continuará al menos hasta enero próximo, según surge del mismo relevamiento.

Un 55% de las compañías que se desempeñan en proyectos privados y el 70,3% de la que se dedican a obras públicas, estimaron que la actividad seguirá bajando hasta el primer mes de 2020, según la encuesta cualitativa que elabora el Indec.