n La Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) pidió ayer mantener "la continuidad de los trabajos en obras" privadas, en todas las jurisdicciones del país, dada su importancia como fuente de trabajo y de actividad, frente el avance de los casos de contagio de coronavirus dado que no agrava la situación sanitaria.

La entidad empresaria se expresó en torno de la necesidad de la continuidad de la actividad de la construcción, al salir al cruce de versiones que anticipaban la posibilidad de una suspensión de las obras privadas en la provincia de Buenos Aires debido a la pandemia. La Cámara de la Construcción afirmó que "ante cualquier eventual decisión de establecer nuevas restricciones a partir de la evolución de la situación sanitaria, la actividad no puede ser detenida, ya que no representa un foco de contagio sino una fuente de ingresos para trabajadores y para una amplia cadena de proveedores y prestadores de servicios".

La posición de las empresas constructoras "se encuentra justificada por la baja incidencia de contagios en el sector, a lo largo del 2020, durante el cual la obra pública funcionó plenamente", señalaron en el comunidado. Además, la habilitación paulatina de la obra privada en las distintas jurisdicciones a lo largo del año pasado "no mostró un incremento de contagios en las zonas donde esa actividad se desarrolló", aseguró Camarco.