El Indec publicará el martes los números del PBI de Cuentas Nacionales del segundo trimestre, período en el que golpeó con intensidad el aislamiento en su versión más rígida. En base a lo publicado por el Emae, la caída sería de alrededor de 16,5% al comparar con los primeros tres meses del año. Las consecuencias de la cuarentena más larga del mundo fueron importantes para la economía local, aunque en la comparación con el resto de la región no se ven grandes diferencias.

Eso sí: todas las comparaciones respecto a otros países deben ser enmarcadas en un gran "por ahora". La dinámica hacia delante es una incógnita, tanto en cuanto a cómo evolucionará la actividad económica en su etapa de recuperación, como en cuanto a los resultados del aislamiento en la cantidad de muertes. Por caso, aunque el PBI argentino cayó menos que en otros países, gracias al rápido rebote por el lado de la oferta, el bajo nivel de consumo generado por la baja de los salarios y la pérdida de empleos parece estar obligando a avanzar con el freno de mano puesto en el segundo semestre.

Un informe reciente del Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI), del Ministerio de Desarrollo Productivo, realizó una comparación entre el desempeño de la economía local en pandemia versus el resto de los países de la región. Si bien este martes el Indec publicará los datos correspondientes al promedio del segundo trimestre contra el promedio del primero, esa comparación deja fuera a lo ocurrido en marzo, cuando la cuarentena ya generó un fuerte impacto.

Los números del CEP XXI comparan los niveles de actividad de cada país en febrero contra los de junio. Y contrastan también lo ocurrido en términos de muertes por millón de habitante. Es decir: ponen sobre la mesa las consecuencias de las medidas de aislamiento tanto por la positiva, en su capacidad para evitar muertes; como por la negativa, en su impacto sobre la actividad económica, que también acarrea consecuencias en términos de ingresos, empleo y pobreza.

Entre febrero y junio, según el Estimador Mensual de Actividad Económica (Emae) que publica mes a mes el Indec, la actividad económica local se desplomó 12,9%. Cabe destacar que en términos de salarios reales eso generó una contracción de 4,4% en términos reales, también según los datos oficiales. Además significó una destrucción de 292.000 puestos de trabajo formales. Según el economista del Centro de Investigaciones Financieras de la UTDT, Martín Rozada, además significó que más de 2 millones ingresaran en la pobreza. Consecuencias graves.

Sin embargo, la baja en la actividad económica no mostró ser demasiado diferente a las del resto de los países de la región. El CEP XXI indicó que la contracción en Colombia fue idéntica a la local en ese período, también 12,9%, por una baja más moderada en el desplome de marzo-abril pero también un rebote mucho más lento en los dos meses siguientes.

En Chile el desempeño fue peor al argentino y acumuló una contracción de 13,3% en pandemia (cabe destacar que esos datos fueron corregidos por el Banco Central de Chile, cuyos cálculos ya moderaron el rebote estimado de junio y por ende la baja terminó siendo incluso peor, de 15,6%). En México la caída fue de 15,5%. En Ecuador de 16,3%. En Perú de 19,5%. En todos esos países se registraron peores desempeños del PBI que en Argentina, pese a haber tenido la cuarentena más larga del mundo.

Hubo dos países con contracciones más moderadas, entre los vecinos que tienen un indicador mensual similar al Emae que publica el Indec: en Bolivia la pandemia generó una baja de "sólo" 12,7%, apenas 0,2 punto menos que la local. Y en Paraguay fue de 7,6%. Ganaron el partido en términos de PBI.

En términos de actividad económica (la negativa), entonces, la caída no habría sido más grave en términos relativos. En cambio, en materia de salud los resultados de la cuarentena son mejores que los de la mayoría de los vecinos. El CEP XXI publicó los números hasta el 7 de septiembre pero al 16 del mismo mes seguían resultando similares: Argentina tiene 272 muertes por millón de habitantes a causa del Covid-19. Los vecinos tienden a estar muy por encima: Brasil tiene 640, Colombia 471, Chile 643, Ecuador 646, Bolivia 659, Peru 962 y México 577. Al igual que en lo económico, Paraguay se destaca con un buen desempeño: "sólo" 80 muertes por millón de habitantes.

El dato fundamental a destacar es que todos esos datos son "por ahora". El levantamiento progresivo de la cuarentena podría tener consecuencias en términos de salud (e incluso generar algún nuevo endurecimiento de las restricciones, con nuevas consecuencias recesivas). Y en lo económico el rebote va encontrando un techo a partir de los bajísimos niveles de consumo. 

De hecho, el gasto de los hogares viene recuperando lento, mucho más lento que la oferta, que protagonizó un rebote importante gracias a la reapertura de sectores tras la versión más rígida de la cuarentena. El dato ya no es novedad. Pero la noticia negativa es que en agosto el consumo cayó 0,5%, según la estimación del Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala (ITE-FGA), en la comparación libre de estacionalidad contra el mes anterior e interrumpió su lenta recuperación de tres meses consecutivos. Pese al retorno a una nueva normalidad, se empieza  anotar la contracción del salario y la pérdida de empleos.

Desde ITE-FGA alertaron: "La recuperación de la economía real está comenzando a presentar una forma de raíz cuadrada en lugar de una V corta, con lo cual la recuperación empieza a depender en gran medida de la demanda y no tanto de la oferta. Por más que el ASPO y DISPO comiencen a flexibilizarse, hasta que no haya una perspectiva futura de los ingresos reales de las familias, éstas no van a incrementar su gasto presente (demanda). El próximo reto del gobierno es salir de la ayuda generalizada del lado de la oferta y pasar a una ayuda focalizada del lado de la demanda (pos-pandemia)".

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

Privados ponen en duda la reactivación de septiembre

Privados ponen en duda la reactivación de septiembre

Agenda semanal: rojo fiscal, PBI e inflación mayorista

Agenda semanal: rojo fiscal, PBI e inflación mayorista

La aceleración comienza a materializarse en octubre y el IPC tiene piso de 3%

Comienza a materializarse la aceleración

En la primera quincena la inflación fue de 2,4%

En la primera quincena la inflación fue de 2,4%

Por el ATP, los asalariados alcanzaron el fifty-fifty

Por el ATP, los asalariados alcanzaron el fifty-fifty

La inflación interanual llegó a su punto más bajo en 2 años

La inflación interanual llegó a su punto más bajo en 2 años

La inversión productiva interrumpió su rebote en agosto

La inversión productiva interrumpió su rebote en agosto

¿Qué muestran las experiencias recientes de desdoblamiento cambiario?

¿Qué muestran las experiencias recientes de desdoblamiento cambiario?

El paquete Covid-19 llegó al 6% del PBI entre políticas fiscales y crediticias

El paquete Covid-19 llegó al 6% del PBI entre políticas fiscales y crediticias

La city modera sus expectativas de inflación

La city modera sus expectativas de inflación