La demanda eléctrica total durante julio subió 1,8% de manera interanual y un 3% respecto al mes anterior, con alzas registradas en los clientes residenciales, comerciales e industriales, de acuerdo al reporte elaborado por la consultora Ricsa.

En julio, uno de los meses del año de mayor demanda eléctrica junto a enero, alcanzó los 12.4 TWh (teravatio-hora) y se mantuvo en tendencia creciente pero aún por debajo del récord histórico de 12.6 TWh alcanzado en julio 2018.

Consumo de energía por sector

El sector residencial representó el 50.5% de la demanda con 6.3 TWh. Este segmento registró crecimientos intermensuales del 26.6% y 20% para los meses de mayo y junio, respectivamente.

Pero este mes aumentó tan solo un 3.6%, respecto a junio, y si bien para este sector, la demanda sobrepasó levemente su valor de julio 2018, se mantuvo un 4% por debajo del récord impuesto el año pasado.

El consumo del sector comercial representó un 24.9% de la demanda con 3.1 TWh. Esta sección se encuentra en la situación más crítica, debido a que se encuentra un 6% por debajo del valor de 2018. Pese a la baja, logró superar en un 1% la energía demandada en julio 2020.

El sector industrial es el más regulado de los tres. El consumo en julio por parte de este grupo representó un 24.6% de la demanda con 3.1 TWh. Los valores de los últimos cuatro meses se mantuvieron constantes, con menos de un 2% por debajo del nivel del 2018. 

Las fuentes de energía

En referencia a la producción de energía, la tecnología térmica continuó siendo la más importante del país con un 63,6% del suministro, seguida por la generación hidroeléctrica con un 25,6% mientras que la energía nuclear, con un 5,7% y las renovables en conjunto, con un 5.1%, terminan de completar la matriz energética.

Con respecto a junio, la generación de energía llegó a 13 TWh, mostrando un aumento del 3.6% intermensual y un 6.1% interanual.

La energía térmica, la hidroeléctrica y la nuclear mostraron un aumento del 2%, 2.3% y 3.5%, respectivamente, y las renovables fueron las que más aumentaron un 15% interanual.

Haciendo foco en las energías renovables, la energía eólica representó un 80.1% de la energía renovable del país; en segundo lugar, la energía solar con un 8.7%, seguido con la energía por biomasa, con un 4.21%, la minihidro, con un 4% y por último el biogás con un 2.3%.