Debido a la enorme contracción económica provocada por el coronavirus, la demanda mundial de acero se estima que bajaría un 6,4% en 2020, explicada por todos los países, con excepción de China que crecerá el 1% este año.

De acuerdo con información de la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero), "América Latina enfrenta la mayor crisis de su historia moderna y se encuentra en un momento de transición con señales de reactivación económica, pero a la vez con dificultades para controlar la pandemia". La entidad, no obstante, considera que la demanda mundial podría recuperarse un 3,8% en el 2021.

El impacto de la crisis derivada del COVID-19 se refleja principalmente en el consumo de acero, que disminuyó un 30% en abril con respecto al mismo mes del año pasado y el 11% en el acumulado del año. La caída más grande se dio en Argentina; la misma fue del 83% con respecto a abril de 2019. 

Sin embargo, uno de los indicadores de la recuperación es la producción de acero crudo de mayo, que, si bien cayó el 29% en comparación con mayo del año pasado, subió el 8% en comparación con abril de este año, básicamente gracias a Brasil. En mayo, la producción de acero crudo cayó un 17% en el acumulado del año.

Comparativamente, la industria siderúrgica mundial redujo su producción de acero crudo en 5,2% hasta mayo de 2020, con relación al mismo periodo de 2019, mientras que en China subió el 1,8%. Con respecto al mes pasado, el mundo registró un incremento del 9,1%, impulsado por China, que tuvo un aumento del 8,5%.

"Estamos entrando a una etapa de transición, en la cual todavía no está clara la dirección para el corto plazo, ya que observamos algunos signos positivos, pero se mantienen los negativos", apunta Alacero

Importaciones desleales 
Durante el primer trimestre, las importaciones como porcentaje del consumo alcanzaron el 35%, mientras que en abril se incrementaron hasta el 41%.

La producción local en el primer trimestre, por su parte, representó el 81% del consumo, pero en abril fue sólo del 74%. Esta sustitución de producción por importaciones en las condiciones actuales de crisis debe ser un llamado de atención a los gobiernos para enfrentar esta problemática.

“Tenemos que advertir que ahora, más que nunca, es necesario evitar las importaciones desleales, como las que provienen de China, y fomentar el consumo interno. Es momento de que gobiernos e industria trabajen para crear condiciones con el fin de poder salir fortalecidos luego de este periodo, en términos de fomento a la infraestructura, cadenas de valor y fortalecimiento del tejido industrial que es el generador de empleo”, dijo Francisco Leal, director general de Alacero.

América Latina está en dificultades porque no tiene una capacidad económica suficiente para enfrentar la crisis de salud pública y algunos gobiernos no han aplicado todas las acciones necesarias para atenuar la difícil situación. 

Más notas de

Francisco Martirena

Industriales apoyaron a Alberto y Kulfas, en medio de la crisis política post-electoral

Apoyo de sectores al Gobierno

Supermercados proyectan mayor consumo por las medidas que anunciará el Gobierno

Supermercados ven mayor consumo

Precios Cuidados se renueva hasta enero de 2022 y empezaron reuniones con empresas

Ya negocian por Precios Cuidados

Acceso a medicamentos: vuelve a niveles históricos con un aumento de las ventas

Suben ventas de medicamentos

Argentina acaricia la presidencia de la Celac, que se decidirá este sábado en cumbre presencial en México

Solá viajará a México

Otra derrota dura: en Santa Fe, Juntos por el Cambio le ganó al oficialismo

Losada triunfaba en Santa Fe

Compras en supermercados: empresarios creen que el consumo seguirá mejorando este año

Se recupera el consumo masivo

Mercosur e India retomaron las negociaciones para firmar un acuerdo más amplio

Negocian acuerdo con India

Arde el Mercosur: Argentina pedirá que Uruguay abandone el bloque si negocia aranceles con China

Argentina hará ultimátum a Uruguay

Inflación de ropa: se desaceleran los aumentos de precios y bajan las importaciones

Se desacelera precio de la ropa