La segunda ola todavía no fue del todo superada y generó un efecto subibaja en la actividad industrial: luego del extraordinario rebote que había protagonizado en junio, durante el mes pasado el sector fabril sufrió una contracción de 3,9% mensual desestacionalizado. Con todo, el sector sigue operando por encima de los niveles de la prepandemia y, de hecho, desde el Gobierno destacaron que julio fue el tercer mejor mes desde 2018. La segunda ola había generado un fuerte parate, pero junio dejó un crecimiento extraordinario, de 10,5%.

El dato fue publicado por el Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI), a través del informe del Panorama productivo correspondiente a agosto. La publicación presenta todos los meses el IPI-Cammesa, el indicador que realiza una reponderación de los datos de consumo enérgetico de las empresas del sector.

Cabe destacar un detalle: si el IPI del Indec confirmara una contracción similar a la adelantada por el indicador del CEP XXI, de 3,9% desestacionalizada en julio, entonces la industria operó algo por debajo de los niveles previos a la segunda ola, es decir por abajo de marzo del 2021. La caída respecto a aquel momento sería de apenas 0,5%.

Una vez superada la recomposición de stocks de junio, y con vacaciones en las automotrices, la actividad sectorial sigue marcando un virtual empate respecto a la previa de la segunda ola, si se toma en cuenta que el Indec corrige mes a mes sus mediciones libres de estacionalidad. En cambio, respecto a la previa a la pandemia, es decir febrero del 2020, habría una mejora de 4,3%. Se trata de dos indicadores distintos, está claro, aunque uno, el de CEP XXI, intenta prever los movimientos del otro.

La recuperación de la industria, más allá del efecto serrucho al que obligó la segunda ola, que todavía no fue superada del todo, tiene una velocidad bastante extraordinaria, si se compara con el resto del mundo. Antes de la moderación que dejó julio, en junio la mejora respecto al mismo mes del 2019 había sido de 11,7%. Muy por arriba de los principales países de la región, de Europa y de Estados Unidos, sólo superada por la de 13,5% que marcó China, país que, por cierto, juega en otra liga.

El informe del CEP XXI detalló: "Los datos preliminares de julio son en líneas generales positivos, aunque merecen algunas consideraciones. De acuerdo al consumo de energía en las principales plantas industriales, la actividad manufacturera operó 3,9% por encima de julio de 2019 y 5,2% por encima del promedio de 2019. De 1.020 plantas industriales, el 52,8% consumió más energía que en julio de 2019. Ahora bien, la evolución fue dispar entre sectores: de 14 ramas, 7 incrementaron su consumo de energía desestacionalizado frente a junio (entre ellos, textiles, metalmecánica o minerales no metálicos), y las otras 7 lo redujeron (destacándose automotriz, químicos o caucho y plástico)".

Además del efecto generado por la comparación con un junio extraordinario, en el que las empresas recompusierno stock luego del parate de la segunda ola en abril y mayo, también hubo impacto de las vacaciones en las empresas automotrices: "Produjo 8.100 vehículos menos que en junio por paradas por vacaciones de invierno en las cuatro principales terminales y, también, por faltante de insumos (semiconductores) a nivel global".

La inversión productiva es la que sigue traccionando

Con el consumo aun algo más tímido, la recuperación de la inversión, desde niveles muy bajos a nivel histórico (lo peor de la pandemia fue un piso similar al de la híper), sigue siendo la que tracciona a la recuperación.

El informe señaló en ese sentido: “Como fuera mencionado en el Informe de Panorama Productivo de junio, la mejora de la actividad industrial -junto con la agropecuaria- viene impulsando la inversión productiva. En el primer trimestre de 2021, la inversión superó en 14,3% al promedio de 2019, y fue el componente de la demanda agregada de mayor ritmo de crecimiento”.

Y agregaron: “Todos los componentes de la inversión vienen ubicándose por encima de los niveles de 2019. De todos modos, hubo algunos de ellos que sobresalieron por la magnitud de la recuperación. En el primer trimestre de 2021, la inversión en equipos de transporte superó en alrededor de 60% el promedio de 2019 (63% en los equipos de transporte nacional y 56% en los equipos de transporte importado, como por ejemplo pickups y camiones). Las maquinarias y equipos de origen nacional se ubicaron un 35% por encima del promedio de 2019 (las de origen importado un 8%). En tanto, en el primer trimestre del año la inversión en construcciones superó en 7% al promedio de 2019. Merece destacarse el mayor dinamismo relativo de los bienes de capital de origen nacional (tanto maquinarias y equipos como equipos de transporte), lo cual se debe al incremento de la participación de la fabricación local dentro del mercado doméstico en ramas como por ejemplo maquinaria agrícola (particularmente implementos, sembradoras y tractores) o vehículos de transporte”.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

Con un salto extraordinario en las retenciones, se disparó la recaudación

El agro hizo su aporte

El salario real arrancó el semestre con una fuerte caída

El salario real arrancó el semestre con una fuerte caída

Con tasa de 108%, Finanzas consiguió deuda récord en pesos en septiembre

Con tasa de 108%, Finanzas consiguió deuda récord en pesos en septiembre

El Tesoro busca al menos 110.000 millones de pesos para no pedirle al BCRA

La agenda de licitaciones sigue siendo una clave para Economía

La industria generó 6.700 puestos de trabajo durante julio

La industria generó 6.700 puestos de trabajo durante julio

La meta fiscal de septiembre quedó en la cornisa, pero el dólar soja dio una ayuda

El déficit de septiembre no puede superar los $40.000 M

Récord del BCRA: en septiembre superó los USD 3.000 millones de compra de reservas

Al Central le llovieron dólares del campo

Cayó la desocupación y el empleo alcanzó su máximo en veinte años

Cayó la desocupación y el empleo alcanzó su máximo en veinte años

PBI superó lo esperado pero consumo e inversión ya muestran frenos

Todos los factores de la demanda afectarán a la producción

Con megatasa, el Tesoro consiguió una extraordinaria renovación de vencimientos

Tras la segunda vuelta, Finanzas redondeó otra licitación exitosa