Durante enero, la industria logró hilar dos meses consecutivos de mejora en sus niveles de producción, lo que no se daba desde abril-mayo del año pasado. La mejora fue de 1,5% en la comparación con diciembre, mientras que el sector produce un 3% más que en noviembre. Sin embargo, no hay grandes ilusiones: enero es un mes raro, porque tiene paradas de planta y vacaciones, por lo que habrá que esperar los números de febrero para llegar a conclusiones. Para lo que se viene, las expectativas indican que el sector habría tocado piso pero que no tendrá reactivación veloz.

Los alimentos treparon 4%. El consumo de bienes durables, de la mano del Ahora 12; la recuperación de la producción de autos, en parte por razones estadísticas; y la maquinaria agrícola, por el mismo efecto de comparación, también impulsaron la mejora. Los datos son oficiales y fueron publicados este jueves por el Indec a través del informe de enero del Índice de Producción Industrial (IPI).

La comparación interanual mostró un claro estancamiento, con un negativo de apenas 0,1%. El 1,5% mensual es idéntico a la mejora que hubo en diciembre contra noviembre, por lo cual el sector ya recuperó 3% en esos dos meses. Si bien el dato es desestacionalizado, como enero es un mes particular, no permite arribar a conclusiones.

Tal como mostró el Indec, para lo que se viene, los industriales siguen sin ser optimistas. Pero son un poco menos pesimistas que antes. El 28% cree que el consumo interno, factor de demanda clave para el sector, disminuirá. En diciembre era el 33%. El 50,5% cree que se mantendrá igual y sólo el 21,5%, que mejorará.

Para la economista de LCG, Julia Segoviano, habrá que esperar hasta mediados del 2020 para notar mejoras: "El acceso a financiamiento más barato es un aliciente para la actividad industrial que podría comenzar a hacer efecto para mediados de 2020. Sumado a muy bajas bases de comparación, existe margen para una recuperación del sector. Sin embargo, la misma no presentaría fuerte dinamismo y se encuentra sujeta al éxito en la reestructuración de la deuda, en la recomposición del consumo en el mercado interno". Desde ACM indicaron que "la caída parece haberse detenido" aunque "habrá que seguir monitoreando", por el mencionado carácter particular que suele tener enero.

Durante enero, el consumo medido por CAME volvió a registrar caída (viendo el lado positivo, fue de sólo 3,5% y desaceleró respecto al 8% previo) y ese factor es clave para el tibio desempeño de la industria. Hasta que no haya una mejora notoria en la capacidad de compra de los hogares, y sobre todo con construcción frenada, no habrá grandes ilusiones para las manufacturas. De las 16 divisiones industriales que mide el Indec, nueve registraron caídas interanuales. Entre ellas, Prendas de vestir, cuero y calzado tuvo una baja de 11,4% por el mal desempeño del consumo.

Los productos del metal se resintieron por el mal desempeño de la construcción y Vaca Muerta, y cayeron 19,7%. También los minerales no metálicos sufrieron el desplome de los desarrollos inmobiliarios y la obra pública y tuvieron una merma de 7,9%. Cemento y yeso lideraron esa dinámica pero también tuvo flojo funcionamiento el vidrio.

Por el lado de las mejoras, desde el Indec destacaron el empuje de los planes 3, 6, 9, 12 y 18 cuotas para los bienes durables, que se sumaron al buen desempeño de los autos. Por el lado de los aparatos de uso doméstico, hubo una mejora de 59,5%, que redondeó otra de 30,7% para la división Maquinaria y equipo, también de la mano de la maquinaria agrícola, que tuvo una suba de 589%, explicada en parte por las paradas de planta del año pasado.

Las automotrices crecieron 8,3%, lo que en parte se explica por la cuestión de las vacaciones: algunos no se realizaron en enero, durante el 2019.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

La industria local, entre las que más cayeron de América Latina

La industria local, entre las que más cayeron de América Latina

El BCRA envió $100.000 millones más al Tesoro en un nuevo mes de fuerte rojo primario

En cuarentena, la emisión para financiar el rojo primario llegó a $1,17 billón

La baja del consumo es lo que más afecta a las fábricas

La baja del consumo es lo que más afecta a las fábricas

El salario cayó 4,8% real durante la pandemia

El salario cayó 4,8% real durante la pandemia

El Central tentó a los ahorristas y los plazos fijos crecieron 9,7% real

El Central tentó a los ahorristas y los  plazos fijos crecieron 9,7% real

El stock de Leliq trepó 29,1% real durante junio

El stock de Leliq trepó 29,1% real durante junio

Con el freno de mano del consumo puesto, la industria rebotó 9%

Con el freno de mano del consumo puesto, la industria rebotó 9%

En junio siguió firme el apalancamiento empresario

En junio siguió firme el apalancamiento empresario

La city y un escenario sombrío

La city y un escenario sombrío

La táctica del BCRA para acortar la brecha

La táctica del BCRA para acortar la brecha