Tras conocerse la inflación de octubre de un 3,8%, el director del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), Marco Lavagna, afirmó que según las mediciones, “la tendencia inflacionaria viene a la baja, más allá del pico de este mes".

El número registrado por el organismo fue el más alto del año y el índice de precios al consumidor (IPC) alcanzó el 26,6% en los 10 meses de 2020. Lavagna consideró que este aumento se dio por “muchas combinaciones”, y entre ellas destacó “la inestabilidad del tipo de cambio”.

Si bien el dólar oficial se mantuvo en microdevaluaciones diarias como realiza el Banco Central desde principio de año, la divisa paralela alcanzó una brecha de 150% y tocó picos de $195. El Contado con Liquidación y el MEP, variantes legales de la moneda estadounidense, también superaron los $180.

El economista también analizó que "indudablemente la inflación de este año va a ser menor a la de 2019", período en el que el IPC registró una suba de 53,8%. De octubre a octubre, este dato entrega un crecimiento de 37%, por lo que se espera un año mejor pero con números elevados.

La mirada está puesta en la evolución de los últimos meses de 2020 para saber con qué tendencia arrancará el 2021, año en el que el Presupuesto que se envió al Congreso pronostica un 29%, pero que las consultoras privadas plantean nuevamente cerca del 40%.