La Canasta Básica Alimentaria (CBA), que sirve para medir la indigencia, tuvo un incremento del 6,7% en abril, mientras que la Canasta Básica Total (CBT), que mide los umbrales de pobreza, registró una suba del 6,2%. La inflación para los sectores populares es más alta que la media. De anualizarse estos guarismos, los alimentos que se incluyen en la CBA anotaron una suba del 59%. En los próximos meses, no existe una perspectiva de baja significativa en el precio de los alimentos. Estos registros son un mazazo para los niveles de vulnerabilidad social de la Argentina. Para el economista Martín Rozada, de la Universidad Torcuato Di Tella, la pobreza llegará al 39% para el primer semestre de este año.

Según los datos difundidos por el Indec, una familia tipo integrada por dos adultos y dos menores necesitó en abril ingresos por $95.260 para no caer bajo la línea de la pobreza y $42.526 para no ser indigentes.  El magro nivel de los salarios de la media de los trabajadores y trabajadoras informales ronda los $50.000, casi la mitad de lo que se necesita para no caer en la pobreza. No hay derrame (de las exportaciones) que llegue ni bono de 18.000 pesos en dos cuotas que alcance. Por eso algunos economistas cercanos al Gobierno señalan la necesidad de extender la política de ingresos.

El Gobierno había destacado la baja de la pobreza conseguida para el cierre del año pasado pero el dato ya era viejo. Los precios de los alimentos se habían disparado, en parte por el contexto de la guerra entre Rusia y Ucrania y otro tanto por la cuota especulativa del sector. Cuando se conozcan los resultados oficiales de pobreza para el primer trimestre de 2022, el panorama volverá a ser desolador.

Para Leonardo Tornarolli, economista del CEDLAS – UNLP, la CBA en el Gran Buenos Aires acumula una suba del 29%, contra los 16 puntos de variación que había registrado en el primer semestre del año pasado. Para este analista, no solo se aceleró la inflación sino también la suba de la pobreza e indigencia.

A esta compleja situación social también le mete presión otro fenómeno: trabajadores formales cuyos salarios siguen corriendo por detrás a la inflación, por más shock de paritarias que se haya implementado desde el Ministerio de Trabajo. Para el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG), no solo habría que adelantar las cuotas del salario mínimo, sino incrementarlo.

“Por más que el salario en algún momento termine alcanzando la inflación, en ´el mientras tanto´ los trabajadores acumulan una pérdida de ingresos que suele ser despreciada, pero que resulta muy significativa en contextos de inflación alta”, sostiene el último informe del CELAG.

En los últimos 6 meses (de noviembre de 2021 a abril de 2022) se acumuló una pérdida de $21.000 adicionales a valor actual, más de medio salario mínimo. “Desde que comenzó el Gobierno hasta abril, los trabajadores acumulan una pérdida de ingresos equivalente a 3 salarios mínimos. Para compensar las pérdidas acumuladas, el salario mínimo tendría que alcanzar para fin de año los 65 mil pesos, es decir un 20% más que el último acuerdo”, concluyó CELAG.

El precio de los alimentos es un tema central que incide directamente en la manera en que se mide la pobreza y la indigencia en el país. Para la consultora EcoGo, que dirige Marina Dal Poggetto, la variación de precios para mayo será del 5,5%. En lo que va del año ya acumularía un 32% de suba y del 67,7% de manera anualizada. Por su parte, desde el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO) destacaron que, durante la primera quincena del mes, los alimentos en supermercados tuvieron un incremento del 4%. Estos valores serán otro mazazo para los niveles de pobreza.

Más notas de

Sebastián Premici

El BCRA intervino en el mercado de futuros para contener expectativas de devaluación

El BCRA intervino para contener expectativas de devaluación

El Banco Central se prepara para una jornada con mucho ruido político

El Banco Central se prepara para una jornada con mucho ruido político

El Banco Central se prepara para un lunes de especulaciones

El Banco Central se prepara para un lunes de especulaciones

Los salarios de los trabajadores privados y estatales siguen por debajo de la inflación

Asalariados y empleados estatales siguen por debajo de la inflación

Mejoró la distribución del ingreso pero a partir de la creación de trabajo precario

Mejoró la distribución del ingreso pero con trabajo precario

El BCRA mejoró su posición compradora pero sigue lejos de la meta con el FMI

El BCRA mejoró su posición compradora pero sigue lejos de la meta con el FMI

El BCRA limita los pagos de importaciones para cubrir la demanda energética

Limitan pagos de importaciones para cubrir demanda energética

El BCRA apuesta a profundizar la financiación de las importaciones

Las importaciones de junio tocarán otro récord y estarán cerca de 9.000 millones de dólares

Mejora la tasa de empleo pero se siguen creando puestos laborales informales

Mejora la tasa de empleo pero se siguen creando puestos laborales informales

Las importaciones crecieron un 53% en mayo y llegarían a los USD9000 millones en junio

Las importaciones se dispararon y en junio volverán a ser récord