Casi la mitad de las líneas de préstamos a una tasa del 24% que se establecieron para asistir a las pequeñas y medianas empresas fue utilizado para el pago de salarios, según el relevamiento que realizó el Banco Central.

La cantidad de empresas que pidió alguna de las líneas crediticias a esa tasa, fue  75.149 de las cuales el 48% destinó los fondos al pago de sueldo, el 39% de las empresas lo usó como capital de trabajo y el 12% para la cobertura de cheques.

La línea completa de financiamiento Mi Pymes aprobada por el BCRA es de al menos 220 mil millones de pesos y está vigente desde el 20 de marzo.

Más de 75.000 micro, pequeñas y medianas empresas accedieron a créditos de la línea especial a una tasa de interés anual máxima del 24% que lanzó el Banco Central  (BCRA), por un monto que supera los $108.000 millones desde su lanzamiento hace un mes.

El conjunto de entidades del sistema financiero argentino tiene créditos aprobados y en proceso de hacerlo por $132.929 millones de los cuales llevan desembolsados el 82% y otros $23.863 millones en proceso de aprobación, totalizando $156.792 millones el volumen de la línea especial para financiar a MiPyMEs.

Además, el Fondo de Garantías Argentino (FOGAR) entregó avales para que las entidades financieras dispongan de nuevos créditos por $92.046 millones.