El presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán, anunciaron este lunes por la tarde el resultado del canje de la deuda con los acreedores privados bajo legislación extranjera por USD66.238 millones. La oferta consensuada con los bonistas liderados por BlackRock tuvo una adhesión del 93,5% y, producto de la aplicación de las cláusulas de acción colectiva (CAC) se reestructuró el 99% de los títulos en juego.

"La oferta tuvo una aceptación masiva de parte de nuestros acreedores, furto del proceso de diálogo que se estableció en los pasados meses, y lo que hoy tenemos es que el 99% de la deuda pública bajo legislación extranjera ha quedado reestructurada", precisó Guzmán. Y agregó: "Esto se condice con una adhesión al canje del 93,5%, que por obra de las CAC eleva el porcentaje reestructurado al 99%".

El 1% restante corresponde a acreedores que quedaron fuera del canje. Ocurre que, según información del mercado, en una o dos series de los bonos Par emitidas en el canje de 2010 el Gobierno no alcanzó el 66% de aceptación que imponen las CAC para forzar a todos los tenedores a ingresar a la operación. El principal foco está en la serie en euros. Como contó BAE Negocios, estas series pequeñas eran las más peleadas. Así, los holdouts tienen en sus manos alrededor de USD600 millones.

El canje cerró el viernes pasado pero la liquidación del mismo, es decir, la conversión propiamente dicha de los títulos se realizará este viernes 4 de septiembre. Ese día, el país saldrá formalmente del default. El próximo lunes los nuevo títulos ya cotizarán en el mercado.

El anuncio, que  implicó la consumación de una de las primeras grandes prioridades del Ejecutivo, se realizó en el Museo del Bicentenario, contiguo a la Casa Rosada, en un acto que contó con la participación de la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, la mayoría de los gobernadores y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y otros legisladores.

El mensaje oficial tuvo un tono refundacional con el foco puesto en la "reconstrucción" de la economía. La agenda pospandemia y la negociación en curso con el Fondo Monetario internacional (FMI) fueron ejes de los discursos de Fernández y Guzmán, los únicos oradores. Además del resultado, el ministro informó que el proyecto de Presupuesto 2021, que el Ejecutivo enviará al Congreso el 15 de septiembre, proyectará un déficit fiscal primario del 4,5% para el año próximo, y que el acuerdo que se alcance con el FMI será tratado en el Parlamento. Una señal de que buscará achicar el rojo de las cuentas públicas.

Guzmán destacó que, junto al canje de deuda en dólares bajo ley local, cuyo período de aceptación temprana cierra este martes, el alivio en los pagos de deuda para la próxima década será de USD37.700 millones respecto del perfil de vencimientos actual. En los primeros cinco años, la reducción será de USD42.500 millones. Además, puntualizó que la tasa de interés promedio bajará del 7% al 3,07%.

"Si Argentina hubiera tenido que afrontar esa carga de deuda, habría sido devastador para cualquier proceso de desarrollo. Implicaba más ajuste en un momento de recesión, que era el camino que se había seguido en los dos años previos", resaltó.

El funcionario agregó que el canje fue fundamental tanto para generarle "alivio al sector público" como para permitir una mayor estabilidad cambiaria y para que las empresas privadas puedan tener acceso a un mejor financiamiento.

La oferta consensuada que selló el canje a un valor presente neto promedio de USD54,8 por cada USD100 de valor nominal implicó un arduo período de negociación de más de cuatro meses desde el lanzamiento de la propuesta inicial el 21 de abril y requirió un incremento en los pagos comprometidos en ese entonces de más de USD10.000 millones. 

Agenda pospandemia

"Celebremos", enfatizó a su turno Fernández y aseguró: "Ahora podemos pensar otra Argentina, en cómo reconstruirse". "Hoy despejamos un obstáculo que nos impedía pensar en esto. En breve espero que superemos el obstáculo de la deuda con el FMI", remarcó en referencia a la agenda pospandemia que el Gobierno buscará instalar a partir de ahora. En ese sentido, se espera que en los próximos días se presenten distintas iniciativas que forman parte del preanunciado paquete de 60 medidas.

En esa clave, el Presidente afirmó: "Ahora vienen otros desafíos. El primero es reactivar el mercado interno, que empezó a moverse. El segundo, desarrollar la infraestructura pública, que va a ser el motor que mueva la economía en el próximo tiempo. Vamos a promover todas las inversiones porque nos hacen falta, pero vamos a pedirles que inviertan y que se queden en el país para dar trabajo, no para aprovechar una oportunidad financiera".

El Presidente agradeció a por la colaboración en el proceso de negociación con los bonistas al Papa Francisco; a los mandatarios de México (Andrés Manuel López Obrador), de Italia (Giuseppe Conte), de España (Pedro Sánchez), de Francia (Emmanuel Macron) y de Alemania (Angela Merkel), a los gobernadores, al Congreso y a la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva.

Además, cuestionó el proceso de endeudamiento y el ajuste impulsado por el gobierno de Cambiemos. Tanto Fernández como Guzmán llamaron a un "nunca más a los ciclos de endeudamiento insostenible".

En ese sentido, el Presidente dijo que construir "un país sostenible" va más allá de la deuda, sin que implica un hacer que "todos encuentren un lugar para tener un trabajo y alimentar a sus familias".

La Ley de Presupuesto 2021

Por otra parte, Guzmán anunció que el 15 de septiembre enviará al Congreso el proyecto de ley de Presupuesto para 2021, que mostrará "el rol decisivo que el Estado tendrá en la recuperación de la economía" en el contexto de recesión que se vive. "Mostrará el marco fiscal y financiero sobre el cual se asentarán las políticas públicas en pos de la recuperación", afirmó.

"La idea es generar políticas públicas en pos de ir generando capacidad de crecimiento de las exportaciones que es necesaria para ir generando las divisas que le permiten a la economía doméstica poder sostener su crecimiento", agregó el funcionario.

Además, adelantó que el déficit fiscal primario que proyectará el Presupuesto será del 4,5% del PBI y explicó que "será lo suficientemente grande como para tener la capacidad de impulsar la economía pero también lo suficientemente contenido en función de la capacidad de financiación que tenemos".

Se trata de un porcentaje elevado, pero significativamente menor al cerca de 8% que prevé para este año producto de la coronacrisis. Además, constituye una señal de cara a la negociación con el Fondo, que presionará por recorte mayor.

La negociación con el FMI

Por otra parte, Guzmán recordó que el Gobierno inició la semana pasada las negociaciones formales con el FMI y señaló que el préstamo que Macri tomó "no generó ningún shock de confianza positivo", por lo que "hoy no hay cómo pagarlo". "Buscamos tener un nuevo acuerdo que nos dé el financiamiento para justamente poder pagarle al mismo Fondo", apuntó.

En este contexto, el ministro anticipó que el Gobierno enviará al Congreso el acuerdo con el organismo multilateral de crédito una vez que se haya cerrado entre las partes. "Es algo que nunca se ha hecho", dijo, y añadió en que ese paso "es fundamental que vayamos desarrollando reglas de juego para que nunca más se den estas situaciones de que un gobierno de turno tome grandes cantidades de deuda basándose en expectativas infundadas".

La negociación con el Fondo se extenderá hasta el primer trimestre de 2021, según las previsiones oficiales. Allí Guzmán buscará extender los plazos de repago de los USD45.000 millones del stand by a través de un nuevo programa.

Será una de las pulseadas más complicadas ya que no estará exenta de los siempre presentes intentos de parte del organismo de condicionar la política económica de los países. Es que el FMI no da créditos, sino que financia procesos de ajuste. Uno de los grandes focos estará puesto en el sendero fiscal y en los tiempos que llevará alcanzar el equilibrio de las cuentas públicas.

El Gobierno coincide en la necesidad de alcanzar el equilibrio fiscal y por eso evita ampliar aún más el gasto para paliar los efectos de la pandemia. Sin embargo, quiere evitar la imposición de un shock ajustador, como el encarado por Macri.

En ese sentido, Fernández blanqueó la conversación que mantuvo con Georgieva en los últimos días. Le dijo: "Nosotros vamos a cumplir con ustedes. Pero deje que lo hagamos a nuestro modo. No vamos a pedirle a nuestra gente más sacrificio". Y reiteró la máxima nestorista como premisa para los próximos años: "Necesitamos crecer, producir, exportar, acumular reservas y después pagar". El eterno desafío de gambetear la restricción externa está otra vez en marcha.

Más notas de

Juan Strasnoy Peyre

Guzmán: "Tenemos reservas suficientes para lidiar con las presiones cambiarias"

Guzmán: "Tenemos reservas suficientes para lidiar con las presiones cambiarias"

Sin impacto de las medidas, hubo una fuerte intervención oficial con venta de bonos para contener la brecha

Fuerte intervención oficial para contener la brecha

El Gobierno busca reducir el financiamiento monetario del déficit al 40% en 2021

Buscan bajar el financiamiento monetario del déficit a 40% en 2021

Dólar: Guzmán impone su estrategia para bajar la brecha y mantiene los controles en el oficial

Dólar: Guzmán impone su "solución de mercado"

Guzmán impone su criterio y busca bajar la brecha con señales al mercado

Guzmán impone su criterio y busca bajar la brecha

Guzmán: "Vamos a facilitar las operatorias en Contado con Liquidación"

Guzmán: "Vamos a facilitar las operatorias en Contado con Liquidación"

En plena tensión cambiaria, el Central sube un punto la tasa de plazos fijos al 34%

Tensión cambiaria: ¿qué medidas tomó el Central?

Con la brecha en 102%, el Gobierno analiza nuevas restricciones a la fuga de fondos extranjeros

Brecha: analizan restricciones a la fuga de fondos extranjeros

A la espera de los agrodólares, el Gobierno enfrenta una semana clave

Semana crítica para testear si aumenta la oferta de dólares

El FMI cerró su misión exploratoria y prepara una próxima para discutir la letra del programa

¿Qué dejó la visita del FMI y cómo sigue la negociación?

Más notas de

Javier Slucki

El dólar, la obsesión argentina

El bimonetarismo, un problema crónico de la economía

El Gobierno aprobó la vuelta a clases presenciales

El Gobierno aprobó la vuelta a clases presenciales

El Gobierno busca cambiar el protocolo para poder retornar a las clases presenciales

El protocolo contempla que el retorno presencial sea con distanciamiento y división de los grupos

Vuelven los vuelos y los micros: ¿Vuelve el turismo?

Argentina mantiene suspendidos los vuelos regulares desde marzo

Argentinos anti todo: el coronavirus no existe y la Tierra es plana

Un 12% dijo creer que la Tierra es plana y otro 14% dijo no saber la respuesta

La industria en pandemia: ¿Hay recuperación o todavía falta?

La metalmecánica es uno de los rubros que muestra subas respecto al último mes previo a la cuarentena

Qué fue del test NEOKIT de diagnóstico rápido lanzado por el Gobierno

El NEOKIT fue desarrollado por científicos del Conicet y el Instituto Milstein, en asociación con el Laboratorio Pablo Cassará

Polémica entre los intendentes de la Costa por el ingreso de no residentes

Polémica entre los intendentes de la Costa por el ingreso de no residentes

El canje tuvo una adhesión del 93,5% y por la aplicación de las CAC se reestructuró el 99% de la deuda

Alberto Fernández y Martín Guzmán condujeron el anuncio desde el Museo del Bicentenario, flanqueados por Cristina Kirchner y Sergio Massa

Juntos por el Cambio pidió al Presidente que retire el proyecto de reforma judicial

Alberto Fernández, en su presentación de la Reforma Judicial en la Casa Rosada a fines de julio